Pasar al contenido principal

Probamos el Ioniq 6: suave, silencioso y con 615 kilómetros de autonomía

Hyundai Ioniq 6

Hemos probado el modelo de 324 CV y 604 Nm de par

Texto original de Ollie Marriage

Hemos probado el Ioniq 6 y debemos destacar dos cosas principalmente: es un rival del Tesla Model 3, Polestar 2 y BMW i4, pero más importante, un automóvil con una tarea clara y definida: recorrer un largo camino de la manera más eficiente posible. 

Así las cosas, las estadísticas clave son las siguientes: autonomía de 615 kilómetros, eficiencia de 8,2 km/kwh y un coeficiente aerodinámico de 0,21.

Otros irán más lejos o tendrán una aerodinámica aún mejor (que dé un paso adelante el Mercedes EQS), pero necesitan una batería más grande y más peso para hacerlo. El Ioniq 6 pesa alrededor de 2000 kg y utiliza la misma plataforma E-GMP que también sustenta el Ioniq 5. Sin embargo, puede recorrer 100 kilómetros más por carga.

Eso depende del modelo, por supuesto. El que querrán los que buscan grandes cifras de autonomías es el motor único de tracción trasera (229 CV y 340 Nm de par) con la batería grande (77,4kWh en lugar de 58) y ruedas pequeñas (18 en lugar de 20). 

El único que hemos conducido hasta ahora es el motor doble (4WD con 324 CV y 604 Nm de par para acelerar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos) con las ruedas de 20". Ese es también el primero que llegará y probablemente estemos ante un coche de más de 60.000 euros, mientras que las versiones menores rondarán los 50.000.

¿Y el diseño, qué?

La previa a su lanzamiento no ha sido tan exitosa como la del Ioniq 5. Ese modelo realmente transmitió y actualizó con su estética de los años 70, mientras que el 6 tiene un diseño que está más moldeado por los resultados del túnel de viento. Los faros se ven bastante apretados y sencillos, la reunión de líneas en la parte trasera no es tan ordenada.

Pero es diferente y distintivo, y eso importa. Hyundai es el de los pocos fabricantes que se alejan de la idea de muñeca rusa en cuanto diseño de automóviles, donde lo único que realmente importa es transmitir los valores de la marca y las señales de estilo combinadas. SangYup Lee, el jefe de diseño de Hyundai habla en lugar de un enfoque de juego como de ajedrez.

Hay algunos detalles muy interesantes: la iluminación de píxeles se está convirtiendo rápidamente en una firma de Hyundai, así como el uso de plástico transparente y los elementos verticales inferiores en la parte trasera. El interior tiene algo de Ioniq 5, pero se siente de mejor calidad. 

En cuanto a medidas, es más grande que el 5, sin mencionar que es 150 mm más largo que un Model 3 (y también un poco más ancho y alto). Es un cuatro puertas con maletero. El espacio para las piernas en la parte trasera es excelente, la usabilidad del maletero está ligeramente comprometida.

¿La idea es que sea una especie de crucero de lujo?

Eso es básicamente, aunque, como se mencionó, no tendrá un precio del tamaño de EQS que mencionaba antes. Si el escalón de acceso se sitúa en esa barrera de los 50.000 euros se va a acercar al Ioniq 5 (es poco probable que obtengamos la versión de batería más pequeña en Europa), y aunque aún no lo hemos conducido, probablemente ese sea el que desees.

El Ioniq 6 de esta prueba, incluso con neumáticos anchos de 245/40, apenas pierde velocidad cuando despegas y te deslizas. Casi no se escucha el sonido del viento, las irregularidades están bien filtradas y en el habitáculo apenas percibes balanceos. Es una máquina muy silenciosa y refinada.

¿Hay modos de conducción?

Por supuesto, aunque las únicas diferencias detectables entre ellos son los gráficos cambiantes de la pantalla, el peso de la dirección y la sensibilidad del acelerador. Tú eliges entre Eco, Normal y Sport. En Eco, la respuesta del acelerador es desagradablemente lenta, en Sport, la dirección es desagradablemente dura. Así que déjalo en Normal y juega con las levas del volante.

Varía la regeneración en cinco niveles entre cero y máximo, donde puede moverse libremente por inercia. Por supuesto, el pedal del freno hace lo mismo: el 95 por ciento del tiempo solo está operando los motores, y los frenos se activan ante el último empujón ante un el semáforo. Y sucedía mucho de eso donde estábamos: Corea del Sur. 

Entonces, ¿elegimos Polestar o Tesla?

Podría decirse que el Polestar es el típico coche "diferente". Tiene notablemente menos autonomía y espacio, pero cuenta con la imagen y los ajustes de su lado. El Tesla definitivamente no tiene calidad de la que jactarse, pero tiene la red de supercargadores y eso sigue siendo convincente. 

Pero aun así, el coreano está mejor diseñado y construido. Solo ten en cuenta que la arquitectura de 800 voltios de Hyundai y la velocidad de carga de 350 kW (10-80 por ciento en 18 minutos) no sirven de nada cuando los cargadores están o rotos, u ocupados o con picos a 50 kW...

¿Cuál es el veredicto?

Durante esta prueba del Ioniq 6 he estado pensando cuánto ha avanzado Hyundai durante los últimos tres o cuatro años. Esta es solo una prueba más de eso, con un estilo muy diferente. Su rendimiento está completamente en línea con la forma en que Hyundai lo presenta: este es un crucero cómodo, suave y fácil, sin esfuerzo. 

Para operar, así como para conducir. Absorbe kilómetros, usa su carga sorprendentemente con moderación y hace todo lo posible para ayudarte a superar el miedo a la autonomía.

Y además

Buscador de coches