Pasar al contenido principal

Prueba retro: Ford Fiesta ST 150 de 2005. ¡Un pequeño muy divertido!

2005 compacto deportivo utilitario segunda mano barato
Un utilitario deportivo a un precio muy razonable.

La prueba del Ford Fiesta ST 150 fue publicada por Top Gear Magazine en 2005 y hoy volvemos a echar un vistazo al pasado para comprobar si el Ford Fiesta ST de 2005 es un coche a tener en cuenta. Ford siempre se ha especializado en crear coches deportivos de tamaño compacto, divertidos y relativamente baratos. ¿Es buena opción comprar un Ford Fiesta ST de 150 CV?

Te interesa: los coches deportivos que crearán tendencia en 2021

El Ford Fiesta ST de 2005 se creó con el ánimo de competir con otros utilitarios deportivos como el Renault Clio Sport o el Mini Cooper S, aunque cualquiera de los dos tenía más potencia: 182 y 170 CV respectivamente. Y es que aunque la potencia es importante, sabemos que un buen chasis, un peso ligero y una buena puesta a punto de la suspensión pueden obrar el milagro. ¿Es este el caso del Fiesta ST de 150 CV?

Ford Fiesta ST 150 CV. ¿Mola o no?

Lo primero que hay que decir es que a nivel estético es un coche discreto. Sobretodo acostumbrados a nuestros estándares actuales de exageración estética. Si no fuera por las llantas o el color azul nadie diría que estamos ante una versión deportivo y emocionante del Ford Fiesta. Eso me gusta, es un punto a favor de esta generación de deportivos: nadie espera sus formas viendo su diseño.

 

2005 compacto deportivo utilitario segunda mano barato

 

En el interior más sencillez. El único punto claro de deportividad eran los asientos y el volante, aunque los primeros agarraban bien ofrecían un alto grado de confort. ¿Quién no recuerda los asientos de aquella época? Recuerdo con cariño viajar en un Ford Mondeo ST220 con unos asientos tan cómodos como las butacas de casa. Los del Fiesta ST no lo eran tanto pero sin duda ofrecían un buen mix entre deportividad y usabilidad diaria.

Un motor de otra era

Hoy con un diminuto 3 cilindros superan los 250 CV. El Ford Fiesta ST de 2005 usaba un motor relativamente grande: un cuatro cilindros de dos litros y prestado del Mazda6 y del Ford Mondeo. Se revisó para mejorar su respuesta, mientras que un nuevo sistema de escape no solo mejoraba el sonido sino que también rascaba algo más de potencia.

El motor estaba asociado a una caja de cambios manual con un recorrido más corto y unas relaciones más cerradas. Un cambio manual para disfrutar de la conducción más auténtica y divertida. Algo bueno del Fiesta ST respecto a algunos rivales sobrealimentados como el Mini Cooper es que su entrega de par era más noble y permitía a su eje delantero tragar con todo.

Esto, junto con un gran chasis y una suspensión bastante rígida, hacían que el comportamiento dinámico fuese muy bueno, ofreciendo una respuesta rápida y directa a los movimientos de volante. El coche tracciona muy bien desde parado y aunque tienes la sensación de subviraje, su capacidad par entrar en las curvas es sorprendente.

Aquí la combinación de un eje delantero con más peso y que ayuda a la dirección a ser más directa junto con un eje trasero con una mayor resistencia a la torsión permiten que sea muy dulce y dosificable a la hora de tomar las curvas. Los frenos también ponen su grano de arena y este ST fue el primer Fiesta en montar discos en el eje trasero.

Un coche que puede usarse a diario

 

2005 compacto deportivo utilitario segunda mano barato

 

Quizás la única crítica que se le puede hacer desde un punto de vista puramente racing es que la dirección y el acelerador son un poco 'blandos', no transmiten demasiado y eso favorece claramente su uso diario. No son dramáticos y aunque su suspensión puede ser un poco más dura de lo que ofrecen otros compactos deportivos modernos como los Cupra, es un coche se puede usar a diario.

Además, sus consumos no son descabellados y en general su tamaño e imagen discreta lo hacen ideal para moverse sin preocuparse de lo que digan los demás y sin sufrir en el intento, con la seguridad de tener un coche divertido para disfrutar durante el fin de semana.

El Ford Fiesta ST es uno de nuestros coches favoritos y hace 15 años ya era un producto muy interesante. Hoy en el mercado de ocasión los puedes conseguir por menos de 5.000 euros, lo que a priori me parece un precio bastante razonable para la cantidad de diversión que puede llegar a ofrecer. ¿Poco presupuesto? Este Fiesta ST mola.


 

Buscador de coches

Y además