Pasar al contenido principal

Prueba del Skoda Fabia 2022: más moderno, más atractivo e igual de racional

Prueba del Skoda Fabia 2022
LIGV

El utilitario checo se vuelve aún más competitivo

8,0 10

Nuestro veredicto

Comienzo la prueba del Skoda Fabia 2022 con curiosidad. El utilitario checo ha evolucionado claramente desde su lanzamiento hace ya más de 20 años, pero hay coches que en ese ‘crecimiento personal’ pierden su identidad. ¿Es el caso de este modelo?

Para comprobarlo, me encuentro frente a una unidad en color Naranja Phoenix que, sin duda, llama la atención. Es una elección peculiar, pero que aporta un toque de frescura interesante. Esa sensación es la que ha intentado transmitir la marca con esta nueva generación, la cual conocimos el año pasado.

Ahora, el Fabia ha evolucionado y se nota, pero mantiene su personalidad tradicional. En un primer vistazo, el diseño me recuerda a su predecesor en zonas como el frontal, pero incorpora nuevos elementos y el resultado es el de un modelo más atractivo que muchos competidores. 

Sin embargo, lo que más me llama la atención no es esto, sino el cambio en la propia silueta del coche. En esta última generación, el pequeño Skoda ha variado las proporciones y esto se hace evidente al compararlo con su anterior versión. Ahora, este utilitario es más largo y ancho, pero ha rebajado levemente su altura. 

Estas son consecuencias de la plataforma modular MQB-A0 del Grupo Volkswagen sobre la que ahora se asienta este modelo, pero este crecimiento no lo percibo tan claramente en el exterior. Otra historia ocurre dentro, eso sí, donde me encuentro un habitáculo realmente espacioso. 

En el interior del Skoda Fabia 2022 estoy cómodo, aunque las plazas traseras pueden verse algo justas para las personas más altas. Aun así, la sensación es agradable y el nuevo salpicadero ayuda a fomentar esa percepción de amplitud tan importante, especialmente en coches de este segmento.

Aquí, el diseño es moderno y, aunque tiene un toque minimalista, no lo noto excesivamente simple. Por otro lado, los materiales tienen buen tacto en su mayoría y los mandos están cerca de mi control. También hay una pantalla central táctil, que responde con rapidez y se ve con claridad en todo momento, pero no aglutina todos los controles del coche.

Asimismo, por delante me encuentro el cuadro de instrumentos digital de 10,25”, que ofrece distintas configuraciones para mostrar todo tipo de información. Eso sí, no se ve sobrecargada de datos y es fácil leer todos los elementos en ella sin retirar demasiado la vista de la carretera.

¿Cómo se comporta?

Conduciendo, me quedo sorprendido desde que comienzo la prueba del Skoda Fabia 2022. En el caso de mi unidad, monta el motor 1.0 TSI de 110 CV, que viene asociado a un cambio automático DSG de siete velocidades. Se trata de un propulsor de tres cilindros, pero es más silencioso y suave que otros del mercado.

En todo momento, este bloque responde adecuadamente, especialmente en torno a unas 2.500-3.000 rpm. Además, su sonido no se adentra prácticamente en el habitáculo, lo que ayuda a viajar con más comodidad. Lo único que no me convence tanto es el cambio que, aunque funciona sin problemas, hace que la respuesta sea algo lenta especialmente al iniciar la marcha.

Aun así, tanto por ciudad como por carretera, el Skoda Fabia cumple de sobra con las expectativas. Noto un gran aplomo en todo momento y la suspensión es aquí un elemento clave, ya que absorbe con firmeza los baches sin llegar a ser incómoda en ningún momento. Esto ayuda además al confort de los ocupantes, donde también juegan un gran papel los asientos.

Prueba del Skoda Fabia 2022
LIGV

Tanto delante como detrás, se han colocado butacas firmes, pero con un buen mullido que es ideal para recorrer largas distancias. Además, me llaman la atención las plazas delanteras, donde hay dos asientos de estilo baquet que, además tener esa comodidad, agarran a la perfección.

Esto se agradece especialmente en las carreteras de curvas, donde centro la prueba del Fabia 2022 en el comportamiento de la dirección. Tiene un tacto es suave, pero me transmite suficiente información. Además, su respuesta es adecuada y, gracias también a la suspensión, el paso por curva se realiza sin que perciba ningún tipo de imprecisión o inclinación excesiva. 

Por otro lado, en ciudad también brilla el manejo de este utilitario. Al fin y al cabo, su enfoque era claramente urbano cuando se concibió y eso no se ha perdido, con una agilidad que le permite moverse con soltura incluso en las calles más pequeñas.

En resumen, el Skoda Fabia 2022 ha evolucionado con los tiempos, pero no ha perdido ni un ápice de su esencia. Ahora es más moderno y tecnológico, pero sigue siendo un coche cómodo y práctico para ser utilizado en ciudad e incluso fuera de ella. Y todo ello, con una relación calidad-precio reseñable dentro de su segmento. 

Ver otros acabados de Škoda Fabia
  • Precio

    21.610

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    999 cc

  • Par motor

    200 Nm /2.000 rpm

  • Potencia

    110 cv /5.500 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    380 L / 1.190 L

  • Aceleración 0-100

    9,6 s

  • Velocidad máxima

    205 km/h

  • Consumo oficial

    5.6 l/100km

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Y además

Buscador de coches