Pasar al contenido principal

Prueba: Toyota GR Yaris con 261 CV y tracción integral 🤘🏼

¿Vuelven los deportivos inspirados en los rallys?
Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Actualizado

Uno de los coches nuevos que más esperábamos en Top Gear es un Toyota GR Yaris, y por fin lo hemos probado. Y es que este es un modelo muy especial, con ADN de Gazoo Racing, el laboratorio de experimentos automovilísticos de Toyota.

En los últimos tiempos en Gazoo han conseguido ganar en Le Mans, han prometido el Toyota GR Super Sports de carretera para cumplir con las futuras reglas de las carreras de 24 horas y han ganado el WRC. Ahora necesita homologar un Yaris de tres puertas para el año que viene. El problema es que el nuevo mini de Toyota es solo de cinco puertas. Más o menos.

Te interesa, y mucho: Los hipercoches que las marcas lanzan para competir en Le Mans 2021

Las especificaciones de este Toyota son increíbles. Hay atletas rusos con menos ayudas para mejorar. Todo está hecho a medida. El techo, hecho de fibra de carbono, se encuentra 95 mm más abajo, por lo que la ventana trasera es menor y los asientos traseros son poco utilizables.

Bajo los pasos de rueda tan bestias hay una vía más ancha y también tracción integral permanente que utiliza el sistema más ligero del mercado, según asegura el jefe de Ingeniería Saito-san, que además recuerda que tiene tres modos según el tipo de bloqueo que prefieras tener. 

Este Yaris puede montar un pack de circuito opcional lleva gomas más deportivas y unas llantas BBS forjadas, además de diferenciales deslizamiento limitado y la vectorización del par. 

En todos los casos la caja de cambios es manual y está conectada al motor más pequeño y liviano de 1,6 litros que existe en el mundo, que está desplazado hacia atrás 21 mm. Para poder cumplir con las normas de la categoría R5 van a utilizar un tricilíndrico turbo de 261 CV y 360 Nm.

Antes de empezar esta prueba del Toyota GR Yaris en el Circuito de Estoril estoy expectante. No hay ningún modelo en el planeta que pueda competir directamente con él, por lo que se podría decir que es el deportivo más relevante de 2020.

Pero hoy estoy muy alejado de todo eso. Tengo unas rato para familiarizarme con el Yaris GR camino hacia el circuito Estoril de Portugal. Las carreteras están húmedas, los laterales encharcados y he firmado un descargo de responsabilidad que dice que si una rueda se cae de uno de estos prototipos, me puedo encomendar a todos los santos. Ideal para conducir sin presión. 

Las primeras impresiones son que, posiblemente, bajo su increíble silueta, hay peajes que hay que pagar. El asiento está genial, pero montado terriblemente alto. 

El Yaris más potente tiene 261 CV y tracción integral

El motor se arranca con suavidad y rapidez. Al poco te das cuenta de que a la dirección le falta algo de brillo y peso y la palanca de cambios es rápida y precisa, pero carece de ese feeling mecánica. 

En marcha, el Toyota GR Yaris es increíblemente capaz, pero suave y cómodo, con un control de la carrocería de primera, como tiene que ser un coche de rally de calidad.

Como de rally. Así es el GR Yaris

Este coche no tiene modos de conducción: un set up para el peso de la dirección, un mapa del acelerador, un ajuste de suspensión, todos buenos. La única parte del GR en la que puedes participar es en el sistema de tracción. En modo Normal el reparto es del 60:40, mientras que en modo Sport, el 70 por ciento va hacia atrás, mientras que el modo Track para pista lo deja en el 50% en cada eje para una mayor neutralidad.

Saito-san dice que la configuración de 4x4 podría ir al 100 por ciento en cualquier eje, pero cree que los modos para derrapar no tienen sentido y el coche no sería tan rápido. Hmm...

El caso es durante la prueba, encuentro que el Toyota GR Yaris es fácil y rápido. Como suele ocurrir en los motores de tres cilindros, le cuesta coger cierta inercia (habrá un volante motor opcional más ligero), pero hay mucho par, poco peso y una tracción espectacular. En Sport puedes sentir las ruedas empujando desde atrás en la salida de las curvas... y disfrutar de esa situación con un suave toque a los frenos sensacionalmente poderosos.

El Yaris más potente tiene 261 CV y tracción integral

El Yaris más potente jamás creado nunca muestra una mala manera. Es como un coche de rallys moderno y está configurado para darle al conductor muy poco de lo que preocuparse para que pueda concentrarse en ser rápido y preciso.

¿Y eso es un error? Todavía no estoy seguro. Dadas sus espectaculares prestaciones, el deslumbrante presupuesto de desarrollo (y de alto secreto) y la carrocería tan brutalmente espectacular, es una sorpresa lo maduro que es. Tiene un carácter más cercano a un Volkswagen Golf R que a un modelo que quiere formar parte del club de los Evo o los STI.

Incluso en la pista, no es hasta que se le provoca con cantidades francamente irresponsables de volante cuando comienza a comportarse mal. El GR no es el coche gamberro que esperaba. Solo espero que mientras se acabe el desarrollo, Gazoo pueda inyectar un poco más de Racing, a expensas de un poco menos de Yaris. 

Una prueba de Ollie Kew

Buscador de coches

Y además