Pasar al contenido principal

Prueba del Volkswagen T-Cross: ¿tu primer SUV?

Uno de los mejores ejemplos para entender lo molón (y razonable) que puede ser tener un SUV urbano.

Imagen de perfil de Rodrigo Fersainz
Fotos prueba VW T-Cross

Si sigues pensando que un SUV es una moda pasajera, estás en tu derecho. Y lo de 'moda' podríamos hasta compartirlo. Pero pase lo que pase en el futuro, cuando llevas muchos años en esto y has visto desfilar y morir otras tendencias como los familiares, los monovolúmenes, los coupé-cabrios, los bloggers, los Nokia, el 'Messenger', las hipotecas en francos suizos... pues puedes tener tus reservas. ¡Torres más altas han caído! Pero una cosa te digo: las previsiones a corto plazo de crecimiento en los todocaminos ligeros es imparable. Y por eso, esta es la prueba del Volkswagen T-Cross

Además: los coches nuevos de 2019.

Lo primero que tienes que saber es que es mucho más que un Wolkswagen Polo elevado, aunque no te lo creas porque en efecto comparta su misma plataforma modular transversal MQB A0. Sin embargo, eso también supone que puede dotarse de tecnología y conectividad de segmentos superiores y a un precio más ajustado gracias a las sinergias dentro del propio Grupo. 

Lo segundo: aunque no tenga (ni se espere) una tracción 4x4, tiene forma de todocamino y más altura libre al suelo, por lo que te dolerá menos -neumáticos y llantas aparte- si te atreves a salir del asfalto por una zona fácil. 

Lo tercero: cambia el chip. Porque ya te adelanto que, visto lo visto en las últimas dos décadas, quizás el apellido 'urbano' sea el más razonable para un vehículo de tipo SUV. ¿Por qué? Porque tiene un chasis pequeño, peso más reducido, maniobrabilidad, más visibilidad y espacio interior -con mayores posibilidades- que un utilitario al uso en las mismas medidas exteriores... y en ciudad, su sus características 'físicas' (peso, aerodinámica...) penalizan menos su comportamiento (aceleración, frenadas, consumos, inercias) incluso con un motor de poca cilindrada. 

Y encima, ¡VW se reta a sí misma para hacer un producto especialmente 'cool'! No es la primera vez que lo hacen, pero hay que reconocer que esa faceta nunca ha sido lo primero que han vendido en su historia.

¡En marcha! 

En TOP GEAR nos hemos subido a una unidad con el que pinta ser el motor más equilibrado del nuevo SUV urbano de fabricación española: el tricilíndrico de gasolina de 1.0 litros y 115 CV, asociado a una caja de cambios manual de 6 relaciones (puedes pedirlo con cambio automático DSG de 7 marchas). 

Fotos prueba VW T-Cross
Fotos prueba VW T-Cross
Fotos prueba VW T-Cross
Primera prueba del Volkswagen T-Cross

Pero tranquilo, que si no te encaja en tus planes, que sepas que hay otro motor igual con 95 CV, llegará un bloque también gasolina 1.5 de 150 CV... y sí, habrá diésel y no será un coche híbrido ni eléctrico: en breve vendrá un 1,6 litros TDI con cambio manual de cinco.

No te pierdas: Novedades 2019

Tras hacerle decenas de kilómetros al T-Ross gasolina de 115 CV con cambio de seis relaciones, hay que reconocer que este tricilíndrico aquí va muy bien, es suave, empuja, no llega a los 6 l a los 100 km al combinar ciudad, autopistas y carreteras de montaña... 

No sabemos aún qué tal le sentarían los 95 CV ni las 5 velocidades del 1.0 de acceso, pero creemos que, aunque ahorres un poco en ciudad, se quedaría un poco corto al exigirle algo más fuera de ella. 

Hay que reconocer que el coche es de lo más pintón por fuera, enseguida notas el generoso espacio que tienes por dentro, la facilidad de acceso debido a su altura. Y si eres de los que le quieres sacar el máximo partido a su faceta de utilitario, no olvides que cuenta con una buena habitabilidad y ciertas dotes polivalentes: si desplazas la banqueta trasera unos centímetros hacia delante (una pena que no puedas hacer esto en cada asiento posterior por separado, el maletero pasa de los 385 litros a los 455 l. Y si abates este elemento, la capacidad de carga llega hasta los 1.281 litros

Prueba del VW T-Roc

La marca alemana pretende que el nuevo T-Cross sea la puerta de acceso a su gama de SUV, cuyos peldaños siguientes son el VW T-Roc, el VW Tiguan y el VW Touareg. Así que este utilitario con aires, estética y tecnología de segmentos superiores pretende ser tan práctico y manejable como, sobre todo, 'cool' y conectado... para vender unas 140.000 unidades este año 2019. 

Así, dentro puedes elegir entre varias tonalidades por dentro (Negro, Naranja Energético y Jardín de Bambú) y entre 12 colores por fuera.

Los materiales a los buenos ajustes... y a un diseño especialmente cuidado. Y tres paquetes con diferentes precios para personalizar del todo tu vehículo en función de tus gustos, necesidades y presupuesto: 

Precios y acabados

Precio de entrada de 19.000 euros (sin campañas ni descuentos):

- Pack Edition

- Pack Advance: incluye el paquete Edition. Desde 20.600 euros, para el motor pequeño de gasolina (1.0 TSI 95 CV) con cambio manual de cinco marchas y por 21.300 euros con caja automática DSG de 7 velocidades.

Fotos prueba VW T-Cross

- Pack Sport: incluye el Advance y tiene un sobreprecio de 1.900 euros, hasta poner este modelo, con motor 1.0 TSI 115 CV, en los 23.200 euros (caja manual de 6 velocidades) o 24.400 euros (cambio automático DSG de 7 velocidades).   

El Volkswagen T-Rock diésel con motor 1.6 TDI de 95 CV y caja manual de 5 velocidades saldrá al mercado a lo largo de este año, pero aún está en periodo de homologación por el nuevo protocolo de emisiones WLTP. Ya nos han aventurado que sus precios rondarán los 21.800 euros (acabado Edition) y los 23.400 euros (Advance).

El diésel saca pecho

Como te decíamos, habrá un diésel de 95 CV y caja manual de 5 marchas. Pero en lo poco que lo hemos rodado, aunque tiene las cualidades y empuje propias de todo TDI -y eso sigue siendo muy bueno, a pesar de la repentina mala fama de este tipo de coches-, resulta algo más perezoso que la unidad de pruebas gasolina de 115 CV.

En todos los casos, el equilibrio entre postura de conducción, suspensión y neumáticos de 17 pulgadas de serie, hacen del coche un vehículo versátil, confortable y muy equilibrado. 

Conectividad

El T-Cross lleva de serie una pantalla de 6,5 pulgadas, cuatro elevalunas eléctricos, luces posteriores de LED, Front Assist con función de frenada de emergencia en ciudad, asistente de carril y espejos exteriores eléctricos.

Fotos prueba VW T-Cross
Fotos prueba VW T-Cross
Fotos prueba VW T-Cross

La unidad con acabado Sport que probamos llevaba numerosos asistentes a la conducción, como el sistema de vigilancia Front Assist (que incluye el sistema de detección de peatones y la función de frenada de emergencia en
ciudad); el sistema de aviso de salida del carril Lane Assist; el asistente de arranque en pendiente; la protección proactiva de los ocupantes; así como los asistentes de ángulo muerto y de salida del aparcamiento y el Control de Crucero Adaptativo (ACC) -de serie a partir del acabado Advance-.

Volkswagen T-Cross Navarra

En cuanto a conectividad, no es novedad el conocido salpicadero digital VW Digital Cockpit (viene 'de serie' con el acabado Sport), así como la APP Volkswagen Connect, que "facilita la vida con el T-Cross, a modo de asistente personal para el vehículo. Conecta al conductor y al automóvil, y proporciona valiosa información sobre el estado del vehículo y las rutas seleccionadas, entre otras cosas. Además, el vehículo incorpora carga inductiva para smartphones y 4 puertos USB par los dispositivos", dicen desde la marca.

Tendremos que probarlo todo más a fondo, pero estas primeras impresiones han sido muy positivas y prevemos que la marca va a vender como churros el coche que aquí acabamos de probar, el Volkswagen T-Cross.  

PUBLIRREPORTAJE

Audi Q8: Desafíos multiplicados por 8 >>

DesafíosAudiQ8_Mejoresimágenes

Desafíos Audi Q8: ¡Tenemos las mejores imágenes del rodaje de desafío Audi Q8!

PUBLI-REPORTAJE. Traemos las mejores imágenes del desafío Audi Q8, tres videos top creados por la BBC para Audi. Así se ha comportado el nuevo SUV de Audi.

Y además