Prueba: BMW M340i xDrive. ¿Seguro que quieres el M3?

No necesitas un M3. Bueno, sí, pero no

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

El M340i xDrive de esta prueba es el único seis cilindros que queda en la gama, aunque eso es porque todavía ha llegado el BMW M3 2020. Esta versión solo puede tener tracción en las cuatro ruedas y se presenta como un imponente rival para los Audi S4 y Mercedes C43 AMG. Y es que no es un Serie 3 normal: la M delante de su nombre delata que la gente de BMW M han metido mano ahí.

Te interesa: ¿BMW Serie 1 o Mazda 3?

¿Quieres saber dónde? Toma nota: en la refrigeración, escape, frenos, diferencial electrónico especialmente calibrado, cremallera de dirección, suspensión.... Con respecto a esto último, en la zona trasera se han cambiado un par de anclajes en relación a un BMW Serie 3.

Es casi un BMW M3

Donde apenas cambia es en el interior. ¿Sorprendido? Recuerda que estamos ante una berlina alemana, así que modificaciones la justas, lo que por otro lado no está nada mal: ergonomía casi perfecta, materiales bien escogidos, buena posición de asiento...

Es casi un BMW M3

 

Motor del M340i xDrive: mucha potencia

Utiliza la última versión del B58, un seis cilindros en línea de 2.998 cc con 374 CV y que es el último escalón antes de entrar a hablar de los de los M. Este seis cilindros es más eficiente en cuanto a consumo de combustible y casi 40 CV más potente que el antiguo 340i.

Antes de meternos con la prueba del BMW M340i, un dato: este bloque es el que podría haber entrado en el BMW Z4 M40i (Prueba) o incluso en el Toyota Supra, pero al final se quedó fuera porque no estaba listo.

Es casi un BMW M3

En marcha es un motor espléndido que sube de vueltas con rapidez y finura ¿Se siente rápido? Sin duda, enérgico. Además, tiene el punto a favor de que se mueve en unos niveles de potencia elevados, pero en los que aún te permite disfrutar en carretera, ya que en ocasiones algunos coches son tan potentes que entras en la zona de comportamiento ilegal y sancionable demasiado pronto.

Cuando le pides fuerza, al principio te ofrece un poco de turbo lag, pero luego se mueve progresivamente hasta las 7.000 rpm sin mostrar un ápice de debilidad. Se nota que este motor B58 se encuentra cómodo, con un suave ronroneo en la zona media y que se hace más agudo a medida que avanzas hacia la cima. Ah, tampoco hay tubos escape falsos, gracias a Dios.

Por cierto, a este seis en línea en lugar de alimentarle el par de pequeños turbos, solo le alimenta uno. Le pregunté al responsable de motores de BMW que por qué y la respuesta fue inesperadamente sincera: "Coste".

 

 

 

 

 

 

 

En marcha, ¿es aburrido con la tracción integral?

Durante la prueba del BMW M340i he tenido tiempo de pensar en eso. Lo cierto es que tiene una dirección precisa y rápida que le hace sentirse más ligero de lo que es, pero en el buen sentido. También proporciona mucha información y además te ayuda a sentir que los neumáticos están funcionando incluso antes de llegar a su límite.

Si frenas demasiado tarde en una curva vas a tener algo de subviraje, mientras que si aceleras con fuerza a la salida de la curva, incluso te podrás deleitar con un suave deslizamiento de la trasera. Y es que de un BMW es lo que uno se espera. Los ángulos de deslizamiento están ahí, sí, pero son apropiados para la carretera: no hace falta que te vayas a un circuito para poder sacarles provecho. Además, activa el modo Sport y verás cómo la trasera cobra protagonismo.

Es casi un BMW M3

En cuanto a los frenos, las pinzas de cuatro pistones hacen un buen trabajo. Aquí los ingenieros de BMW M introdujeron un pequeño cambio para acortar el recorrido solo para este modelos.

En marcha, como otras versiones de la Serie 3, es firme pero no insoportable. Los amortiguadores adaptativos son opcionales, y las ruedas de 19 pulgadas como las del coche de la prueba, también.

Para ir tranquilo creo que lo mejor es el modo Adaptativo incluso por delante del Confort. En otras palabras, confía en los ingenieros...

Conclusión de la prueba del BMW M340i xDrive

¿Entonces, es un buen coche? Sin duda. Alcanza el punto óptimo: parece rápido, se siente rápido y es rápido. Pero con una sensatez en sus maneras que es profundamente satisfactoria, algo similiar a lo que puedes sentir con su rival de Mercedes. No es tan brutal como algunos de sus hermanos M, y por ello más manejable. Y además va a haber versión Touring. ¿Qué más se puede pedir?

PUBLIRREPORTAJE

Audi Q8: Desafíos multiplicados por 8 >>

DesafíosAudiQ8_Mejoresimágenes

Desafíos Audi Q8: ¡Tenemos las mejores imágenes del rodaje de desafío Audi Q8!

PUBLI-REPORTAJE. Traemos las mejores imágenes del desafío Audi Q8, tres videos top creados por la BBC para Audi. Así se ha comportado el nuevo SUV de Audi.

Y además