Pasar al contenido principal

Los nueve coches de rally más salvajes y raros que ha habido

Opel Manta rally
1, 2, 3; responda otra vez.

A todos nos encanta conocer historias chulas sobre coches. Tanto si son modelos raros como el Opel Manta que encontrarás en esta lista como si se trata de una interesante visita a la fábrica de Ferrari. Es todo pasión. Y si son coches que corren mucho, pues diversión multiplicada y mejor para todos. Así que hoy quiero enseñarte los nueve coches de rally más raros que ha habido. También son salvajes y tienen su puntito gamberro, claro. Ahí van.

Opel Manta

Opel Manta rally

El Manta 400 hizo su debut en el Tour de Córcega en el año 1983. Lo malo es que tan solo duró unos 160 km hasta que su junta de culata dijo basta. Tiene una carrocería de Kevlar y 275 CV de potencia. No obstante, por lo que más destacaba era por ser muy ligero y por ser muy potente para un modelo de propulsión trasera.

Mazda RX-7 Grupo B

Mazda RX-7 Grupo B

El Grupo B de rally se llevó todos los focos en su época. Sin embargo, hasta el año 1984 no se pudo disfrutar de uno de los mejores motores rotativos de siempre. Afortunadamente, Mazda llegó para enseñárnoslo. Este 1987 en particular nunca llegó a correr, eso sí, pues el Grupo B terminó antes de poder verlo en acción.

Audi Grupo S

Audi Grupo S

Los ingenieros de Audi prepararon en secreto una docena de prototipos de rally de motor central con 1.000 CV en la década de los años '80. Pero cuando los jefes se enteraron (a través de la policía) sobre algunas pruebas dudosas, exigieron que los 12 prototipos fueran destruidos. Este sobrevivió.

Toyota 222D

Toyota 222D

Esto es lo que sucede cuando sueñas con ir a un rally con un motor de Le Mans de repuesto. Este Toyota 222D cuenta con un motor central y tracción en las cuatro ruedas. Un potente MR2 del Grupo S que desafortunadamente nunca llegó a salir al ruedo, pues el Grupo S fue desechado. Nos quedamos con ganas de ver a este Toyota.

Ferrari 308 GTB Grupo B

Ferrari 308 GTB Grupo B

No ves muchos coches de rally Ferrari, ¿verdad? Eso es porque Ferrari no hace rally. Sin embargo, eso no impidió que el equipo de carreras italiano Michelotto construyera alrededor de una docena de 308 en el Grupo 4 a finales de los setenta. Y este fue el resultado. ¿Te convence?

MG Metro 6R4

MG Metro 6R4

Queriendo combinar los beneficios tanto del Audi Quattro (la tracción total) como del Renault 5 Turbo (el motor central), el Metro 6R4, que significa 6 cilindros, Rally car y 4WD, fue el cohete de bolsillo del Grupo B. Sin embargo, sus numerosos fallos mecánicos le lastraron. Su mejor resultado en el WRC fue tercero en el Rally de Lombard RAC de 1985.

Ford Escort RS 1700T

Ford Escort RS 1700T

El desprecio del Grupo B por limitar el rendimiento permitió a Ford diseñar su primer coche de rally de este tipo. Cubrió un chasis personalizado y de propulsión trasera con la carrocería de un Escort MK3. Su costoso y lento desarrollo le valió el descarte en favor de un automóvil 4WD: el RS200 de motor central.

Citroen BX 4TC Evolution

Citroen BX 4TC Evolution

A medida que avanzaron los proyectos fallidos del Grupo B, podría decirse que el Citroen BX 4TC fue el más espectacular de todos. No llegó al escenario del Rally Mundial hasta 1986 y solo logró tres apariciones competitivas. Sin embargo, este Citroën lucía maravillosamente enfadado.

Nissan 240 RS

Nissan 240 RS

El 240RS era la versión del Grupo B del Violet GTS, un coche fácilmente olvidable. Lo que le faltaba en rendimiento, lo compensaba en fiabilidad. Y en manos de Colin McRae obtuvo buenos resultados. Al ser un modelo de homologación se tuvieron que producir 200 unidades de carretera de este Nissan. Excelente.

Y además

Nuestros mejores vídeos