Pasar al contenido principal

¿Está aquí el fin del diesel? Ni sí, ni no

¿Qué ciudades españolas prohibirán el diésel?

Al menos, no a corto plazo

En marzo de 2015 estaba en San Francisco en la presentación del primer coche híbrido enchufable de Mercedes, el C350e. Era el primer modelo de la marca alemana en un segmento que en aquel momento era realmente pequeño y en el que apenas había opciones de este tipo.

Los coches favoritos en cada país del mundo

Durante un encuentro con los ingenieros en el que algunos auguraban el fin de los motores de combustión y una eclosión salvaje de los coches eléctricos, en la marca defendían una posición que a muchos nos llamaba la atención: un coche eléctrico tendría unos usos diferentes en un futuro en el que, al igual que escogemos un familiar, un compacto o un monovolumen, opteríamos por el tipo de coche en función de nuestras necesidades: urbano, interurbano, largas distancias...

VÍDEO: 7 coches que son mejor con motor de gasolina que de gasoléo

 

En aquella ecuación formada por coches de diferentes fuentes de energía y movilidades a gusto del consumidor entraba un nuevo término: el hidrógeno. Pero en ningún caso este ingeniero, uno de los diseñadores de la energía del futuro, se atrevía a matar al diésel.

¿Avanza el  mercado hacia el final del diésel?

Pero la realidad parece ser más terca: los gobiernos se empeñan en poner bajo los focos el problema de las emisiones de los coches de combustión, especialmente de los diésel. Ejemplos como la nueva ley de emisiones son un buen ejemplo: en Europa, desde principios 2021 el CO2 medio de una marca no debe superar los 95 gramos por km. 

La multa es cuantiosa: 95 euros por cada gramo que supere cada uno de los coches que vendan. Tanto es así, que gigantes como FCA han comprado los derechos de las emisiones a otras marcas. En este caso, a Tesla.

Elon Musk

Más trabas. En España, el impuesto de matriculación se ha encarecido en virtud de la nueva normativa de emisiones WLTP, que ha hecho que los coches más vendidos se encarezcan unos 800 euros de media y poco a poco nos vamos a tener que acostumbrar a que el gasóleo cueste lo mismo que la gasolina. Se hará de manera paulatina, según afirmó al ministra de Hacienda María Jesús Montero a Europa Press, pero se hará.

Así las cosas, no parecen buenos tiempos para comprarse un coche diésel: hay marcas que directamente lo han abandonado. Más allá de algunas como Porsche o Bentley, llaman más la atención otras como Honda (solo venderá híbridos de gasolina), Lexus o Toyota. 

El nuevo Porsche Macan será totalmente eléctrico

Sin embargo, a corto plazo no existen amenazas aparte de algunas medidas que más parecen una declaración de buenas intenciones, al menos por el momento: en España se habla de 2040 como fecha tope para el fin de la comercialización de vehículos a gasóleo para el transporte privado, aunque no se dice nada de la prohibición para circular.

Hay países que sí han dado ese paso: en Japón proponen 2035 como el año en el que no va a poder circular ningún modelo más de gasolina o diésel. En Inglaterra, por su parte, hay un importante sector que apuesta por el año 2032.

Otras propuestas más atrevidas, como la de Dinamarca (prohibición total en 2030) o las propias Islas Baleares (prohibición del diésel en 2025 y el resto de combustibles en 2035) han caído en saco roto porque la Unión Europea las ha vetado al entender que vulneran la ley del libre comercio.

Entonces, comprar un diésel, ¿sí o no?

No hay una respuesta clara. Si alguien me preguntase a mí, le diría que hiciera cálculos sobre los kilómetros que va a hacer y el tipo de recorridos, más allá de decir que sí o que no por la ley que pueda proponer el gobierno o el alcalde de turno.

Por mucho que un coche híbrido sea eficiente en recorridos interurbanos y tenga (en principio) asegurada la movilidad en el centro de las ciudades, las cifras de consumo serán más altas si se va a hacer mucha autopista o largas distancias, ya que desaparece la ayuda del motor eléctrico. 

El primer eléctrico en serio de Mercedes

Esto mismo se aplica a modelos como los SUV híbridos enchufables que están gozando de un fuerte tirón. Pero ojo, porque una vez superado el rango 'cero emisiones', los consumos pueden acercarse a 10 l/100 km sin hacer demasiados excesos.

En 2020 el precio medio del gasóleo, según el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, fue de 1,0727 euros por litro (entre enero y noviembre; aún no hay datos de los 12 meses), por lo que se convierte en una alternativa ideal para familias o profesionales que habitualmente hacen largos recorridos interurbanos.

En definitiva, se podría decir que sÍ: hoy por hoy nos podemos comprar un coche diésel para circular sin temor a que nos prohíban circular con él. Quizá el siguiente ya será otro cantar, pero para eso quedan aún un buen puñado de años...

Buscador de coches

Y además