Pasar al contenido principal

Alucinante: así fue la subida ganadora en Pikes Peak 2022

Niebla, lluvia y frío. ¿Qué más se puede pedir?

El ganador de la edición número 100 del Pikes Peak International Hill Climb ha sido el piloto británico Robin Shute, quien aseguró su tercera victoria en cuatro años al volante de un Wolf TSC 2018.

El récord de esta subida lo tiene el Volkswagen ID.R que, con Romain Dumas al volante, pulverizó todos los registros al bajar de ocho minutos. Por eso, que Shute haya hecho 10 minutos y 9.525 segundos puede parecer hasta poco. 

Pikes Peak 2022: el tramo de montaña más legendario cumple 100 años

Pero lo cierto es que es todo lo contrario. Como podrás ver en el vídeo de arriba, la parte final de los poco más de 20 km de recorrido con 1.440 m de desnivel de Pikes Peak fue más loca de lo que podrías imaginar, con una espesa niebla que limitaba la visibilidad a casi nada y hacía frenar a los competidores.

Tras terminar, Shute decía que “la última parte fue un poco triste”. “Estaba al ralentí en tercera  tratando de encontrar el camino. Tienes líneas blancas a los lados, así que trataba de no perderlas de vista con la esperanza de poder llegar a la cima”.

El Wolf TSC terminó casi 25 segundos por delante del segundo clasificado, un Porsche 911 Turbo S prácticamente de serie... Por su parte, un Porsche GT2 RS Clubsport completó el podio, confirmando la tendencia más que positiva de los coches deportivos "casi" de calle en esta cita.

En la última edición de Pikes Peak se armó algo de revuelo por la participación del mediático Ken Block al volante de su Hoonipigasus de 1.400 CV. El piloto americano no tuvo demasiada suerte y se llevó un disgusto en forma de fallo mecánico: el motor pisó un válvula y provocó, en palabras del propio Block, "un fallo importante en el motor".

Y además

Buscador de coches