Pasar al contenido principal

Estos son los ancestros del Ferrari 488 Pista. ¿Los mejores Ferrari?

Una saga que ya es leyenda.

clasico deportivo car lujo

Ferrari es una marca legendaria, con algunos de los coches nuevos más alucinantes jamás creados por el ser humano. Modelos Ferrari como el Ferrari F40 o el Ferrari Testarossa son mitos sobre ruedas que todo el mundo sabe reconocer y admira. Ahora bien, hay un tipo de coche que despierta verdadera pasión y que puede evocar el principal pensamiento que tiene la mayoría cuando piensas en Ferrari: los coches de calle con especificaciones de coches de competición, modelos radicales para ir a buscar el pan y pasar un momento glorioso en la pista. El Ferrari 488 Pista es el último en tener esa esencia en sus genes, pero antes de él, muchos fueron los Ferrari que tuvieron esa misma convicción. ¡Estos son los ancestros del Ferrari 488 Pista!

 

Ferrari 250 GT SWB Competizione

 

 

Hablar de Ferrari es hablar de coches de competición y de coches de calle: este binomio está presente en muchos de sus coches, especialmente en aquellas épocas donde los ‘Gentleman Drivers’ competían en la Mille Miglia y después se iban a tomar un Martini al Casino de Montecarlo. Se pueden elegir muchos coches, pero yo me quedo con el Ferrari 250 GT SWB Competizione, una versión aligerada y potenciada para ser la más rápida en la pista y fuera de ella. Uno de los Ferrari más espectaculares de la historia es un buen punto de partida para empezar este recorrido histórico.

 

Ferrari 348 GT Competizione

 

 

Los Ferrari 348 y Ferrari 355 tuvieron sus versiones Challenge, de competición, sobre las cuales, en ambos casos, se realizaron versiones de calle, aunque de manera diferente. El primero en llegar y, posiblemente, el abuelo más directo del Ferrari 488 Pista, fue el Ferrari 348 GT Competizione. Estaba diseñado para los Campeonatos GT y fue producido para la calle en una pequeña serie limitada de 50 unidades con una obsesión por la reducción de peso: cualquier elemento de confort fue eliminado, como el aire acondicionado o las alfombrillas. El peso total era de 1.180 kg y montaba equipamiento de seguridad y técnico del 348 Challenge, como la transmisión de relación cerrada o el embrague de competición. Los frenos derivaban del F40 Evolucione y, pese a no contar con ABS, sí contaba con discos y pinzas de mayor tamaño.

 

Ferrari F355 Challenge

 

deportivo carreras lujo homologado matricula

 

El Ferrari F355 no llegó a tener jamás una versión de calle radical de manera oficial, pero sí que la marca llegó a construir versiones homologadas para la calle del F355 Challenge, igual que otros propietarios instalaban a su deportivo algunos elementos de la versión de carreras. ¡Esto es Ferrari! El caso es que en la calle sí que existen ciertos ejemplares del Ferrari F355 Challenge con matrícula, homologados para la calle, auténticas rarezas y coches tremendamente extremos. 

 

Ferrari 360 Challenge Stradale

 

 

Pero sin lugar a dudas, la saga del Ferrari 488 Pista empieza con el añorado y querido Challenge Stradale. El Ferrari 360 Challenge Stradale se creó para dar a los clientes de Ferrari de un producto de calle con el alma de los coches de carreras de la marca. Para su desarrollo, los ingenieros se inspiraron en versiones de la Ferrari Challenge y de los campeonatos FIA GT: el peso se reducía en 110 kg, la potencia aumentó hasta los 425 CV a 8.500 rpm y se introdujeron mejoras en el chasis como los muelles de titanio más duros y las barras estabilizadoras de mayor tamaño: el centro de gravedad se rebajó en 15 mm. Más allá de las mejoras técnicas, la imagen del Ferrari Challenge Stradale fue uno de los grandes pies sobre los que se asentaron estas versiones más radicales: el kit aerodinámico era espectacular, con cuatro toques discretos pero que mejoraban el aspecto del Ferrari 360 Modena. ¡Espectacular!

 

Ferrari 430 Scuderia

 

 

El Ferrari Challenge Stradale fue un éxito rotundo para la marca: los clientes estaban satisfechos y la marca había ganado un buen dinero. Así pues, parecía claro que la fórmula se iba a repetir en su sucesor, el Ferrari F430. Con el 430 Scuderia el resultado era parecido: mejoras técnicas (como la incorporación de los sistemas E-DIFF o F1-TRAC), una reducción de peso, mayor potencia y una imagen más brutal. En su desarrollo participó activamente Michael Schumacher, poniendo a punto el coche y detalles únicos como la evolución de los volantes de la marca, con la incorporación del Manettino y diferentes diales en el mismo volante para que el piloto no saque jamás las manos del mismo. El Ferrari 430 Scuderia contaba con un diseño afilado, un peso de 1.250 kg y un motor V8 de 4.3 litros y 510 CV.

 

Ferrari 458 Speciale

 

 

El padre del Ferrari 488 Pista fue considerado por muchos como el deportivo más estimulante de su tiempo. Ligero, directo, rapidísimo y súper eficaz en el circuito, ¡cómo no! El último en montar un motor atmosférico, el Ferrari 458 Speciale mantenía la fórmula de siempre, con un extra de tecnología enfocada a conseguir la máxima eficacia en curvas. Elementos como los amortiguadores magnéticos Frs SCM-E, las nuevas pinzas de freno Extreme Design con discos HT2, la transmisión de doble embrague todavía más rápida que la del 458 Italia o, especialmente, la incorporación por primera vez en un Ferrari del Side Slip Angle Control (SSC) le dotaban de una precisión en curva que todavía es admirada por sus afortunados clientes. Prestaciones y eficacia al máximo nivel. 

 

Ferrari 488 Pista

 

 

El sucesor del Speciale es el Pista, un modelo espectacular cuyos datos son una auténtica pasada: aquí puedes conocer toda la información del Ferrari 488 Pista. ¡Lo más difícil de esta lista será elegir solamente uno! ¿Lo mejor de Ferrari?

Todos los Ferrari del mercado actual


 

Lecturas recomendadas