El Aston Martin DB11 pisa España por primera vez

Acudo a recibir al nuevo DB11 en su puesta de largo nacional. Es precioso, ¿no te parece?

El Aston Martin DB11 llega a España y lo hace en un acto de presentación ante los mejores clientes de Aston Martin Barcelona. Yo no me lo puedo permitir, pero sí puedo babear en su lujoso interior y en sus líneas novedosas y que suponen, sin duda, un punto de inflexión total dentro de la gama Aston Martin.

No te lo pierdas: ¡probamos antes que nadie el Aston Martin DB11!

Te recuerdo que el Aston Martin DB11 se presentó en el pasado Salón de Ginebra como el sucesor del Aston Martin DB9, que llevaba más de diez años en el mercado. Este supuso una revolución en la gama y este DB11 tiene el mismo objetivo: en los próximos meses y años, el resto de la gama se irá renovando tomando como espíritu el del nuevo DB11.

El primero en llegar será el V8 Vantage, que lucirá un aspecto bastante similar al del DB11 (y al del Aston Martin DB10 que usó James Bond en Spectre). Pero más que a mirar al futuro, te voy a contar lo que pude ver ayer en la presentación del Aston Martin DB11.

Su diseño cautiva, lo hizo en Ginebra y lo vuelve a hacer cuando lo tienes en un entorno más ‘normal’. El morro es más redondeado, parece que las líneas se han suavizado respecto, por ejemplo, al del Aston Martin GT8 que también estaba presente en esta fiesta. La distancia entre ejes resulta notable teniendo en cuenta el tamaño total del coupé, con un voladizo trasero que sorprende y mucho: es muy corto y su diseño es lo más atrevido del coche.

Un vistazo al interior te traslada al lujo más sofisticado: distintos tipos de madera, aluminio pulido, cuero de la mejor calidad. Aquí, la colaboración con Mercedes sale a relucir, en algunos elementos, como el sistema multimedia. El habitáculo es sensacional y todo rezuma un nivel de calidad realmente alto.

Bajo el capó, me encuentro un V12, cómo no, pero esta vez apoyado por dos turbos: ¡por primera vez se utiliza la sobrealimentación en un gran Aston Martin V12! El resultado es tremendo: 610 CV y 700 Nm de par que le permiten alcanzar los 320 km/h y acelerar de cero a cien en 3,9 segundos. Su sonido también se ha estudiado a fondo para que siga siendo seña de identidad.

Por último, comentar que el nuevo Aston Martin DB11 mejora el volumen de maletero: la unidad presente contaba con un juego de maletas que te hacía babear casi tanto como el coche. En definitiva: Aston Martin se renueva por completo pero mantiene inalterada esa esencia de coche de lujo elegante, sofisticado y de altas prestaciones. Una vez más: ¡lo han bordado!

Lecturas recomendadas