BMW i8 Roadster: las sensaciones también pueden ser ‘ECO’

Por fin un híbrido enchufable sin techo.

El BMW i8 Roadster pasará a la historia como una de las principales novedades del Salón de Los Ángeles 2017 -y también del Salón de Detroit 2018- y, sobretodo, por ser el primer descapotable híbrido de altas prestaciones de la historia. Sí amigos, en BMW han decidido sacarle el techo a su BMW i8, como ya sabíamos que iba a ocurrir y como ya anticipase el BMW i8 Spyder Concept que vimos hace unos meses. El resultado, tal como puedes ver en la galería, es convincente.

El BMW i8 Roadster se asienta sobre el módulo Drive, que incluye el sistema de propulsión, las baterías, la suspensión, los sistemas anti-colisión y algunas funciones estructurales y sobre el módulo Life, el monocasco de fibra de carbono reforzado con polímeros plásticos (CFRP), que asegura ligereza y rigidez torsional al conjunto. El objetivo es conseguir las sensaciones de conducción de un auténtico superdeportivo pero respetando el medio ambiente.

 

Vídeo: primeras imágenes del BMW i8 Roadster

 

Otra de las grandes novedades del BMW i8 Roadster es un revolucionaria capota de lona eléctrica, capaz de guardarse en una posición perpendicular en la parte posterior del vehículo y que supone un ahorro importante del espacio respecto a otro tipo de capotas. Su funcionamiento de apertura y cierre es completamente eléctrico y la operación se completa en apenas 15 segundos y se puede realizar en marcha a una velocidad de hasta 50 km/h.

Gracias a esta capota novedosa, entre la caja del techo y los asientos hay disponibles unos 100 litros de espacio de carga adicional, que se suman a los 88 litros disponibles en la zaga. En la parte trasera, al ir descapotado, una luneta trasera se eleva unos 30 mm para eliminar o limitar las turbulencias en el interior como lo haría un deflector: su altura también se puede regular desde el interior para controlar la entrada de aire.

Sin duda, otra de las grandes novedades del BMW i8 Roadster, que comparte con el BMW i8 2018, es la mejora del sistema BMW eDrive de propulsión de este BMW. El motor de combustión se mantiene sin cambios: sigue siendo el tricilíndrico de 1,5 litros de cilindrada que produce 231 CV y 320 Nm de par, mejorando en cuanto a refinamiento, tanto en vibraciones como en el sonido del motor. Pero la principal mejora llega en el módulo eléctrico, que le hace estar más cerca de un coche eléctrico al uso: ahora el motor es capaz de producir 12 CV extra, hasta los 143 CV, mientras que las baterías ahora son de mayor capacidad: 11,6 kWh frente a los 7,1 kWh del BMW i8 que conocíamos hasta ahora. Esto permite una mejora importante de la autonomía eléctrica del BMW i8 Roadster, capaz de circular hasta 53 km sin utilizar un litro de combustible.

 

 

Estéticamente, el BMW i8 Roadster apenas abandona el estilo que ya vimos en el BMW i8 allá por el año 2014. Luce un aspecto muy futurista y espectacular, más incluso sin el techo en su lugar. Las puertas de apertura vertical le dan un extra de espectacularidad. En el apartado estético también incorpora nuevos colores y llantas exclusivas de este modelo: estas mejoras también llegan al interior con nuevas tapicerías y molduras. Lo típico de un restyling, vaya.

Este coche eléctrico híbrido deportivo (parece contradictorio, pero Tesla lo hace y Volvo, con el Polestar 1, quiere seguir sus pasos, recuerda) ya está listo para desplegar sus alas. Y tenemos muchas esperanzas puestas en el nuevo BMW i8 Roadster, que será el tercer integrante de la familia i alemana, tras el BMW i3 (esto… su versión de rallys nos gustó, sí) y el i8. El BMW i8 Roadster llegará a los concesionarios en el mes de Mayo, tras su presentación europea en el Salón de Ginebra, y se colocará como un auténtico unicornio en el mercado, un producto único que mejora allá donde tenía que mejorar. Mejor a nivel dinámico, con un motor de gasolina que mejora en cuanto a sonido y refinamiento general, más autonomía 100% eléctrica y, ahora, con el cielo como techo. ¿Qué más puedes pedir? Sin duda, el nuevo objeto de deseo de aquellos clientes ‘ecofriendly’ que no quieren renunciar a la imagen o a la deportividad. 

 

 

Lecturas recomendadas