BMW M4 2017: muy pocos cambios... ni falta que hacen

El Serie 4 más salvaje se actualiza... un poco.

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Si estás pendiente de todas los coches nuevos que llegarán en 2017, seguro que no se te ha pasado por alto la actualización que he experimentado el BMW Serie 4 2017 del que te hablaba ayer mismo mi compañero Raúl Salinas. Hoy hemos podido conocer algunos detalles más de la versión más interesante de todas las disponibles en la gama del modelo alemán: así es el BMW M4 2017, que moderniza sus variantes coupé y cabrio y que añade una versión todavía más bestia, el BMW M4 CS 2017.

Te interesa: flipa con estas 17 ediciones especiales del BMW M3 y M4

Imagino que, viendo las imágenes, no te has quedado con la boca abierta por el cambio radical de imagen que podría haber sufrido el coche, especialmente si vienes de la prueba del BMW M4 GTS, y es normal: los cambios que trae consigo esta actualización del modelo son realmente discretos... porque la base ya era demasiado buena. Junto a las nuevas ópticas LED delanteras y traseras que ahora formarán parte del equipamiento de serie, los cambios más significativos del nuevo BMW M4 estarán localizados en su interior, con nuevos logotipos identificativos en sus deportivos asientos, algunas inserciones cromadas repartidas por todo el habitáculo y una nueva terminación del tejido que recubre el salpicadero con pespunte doble.

 

Así será el BMW i8 Roadster

 

En su apartado multimedia el BMW M4 2017 se actualiza también ofreciendo ahora el sistema de navegación ConnectedDrive de serie, que puede mejorarse implementando el navegador Professional asociado a un punto de recarga de teléfonos por inducción, un punto de acceso WiFi y la posibilidad de manejar el teléfono a través de Apple CarPlay. 

 

BMW M4 2017: sigue siendo tremendamente rápido

Sé lo que estás pensando... y tengo una mala noticia: el bloque que anima al BMW M4 -y también a su variante descapotable BMW M4 Cabrio 2017- será exactamente el mismo que ya emplean los modelos actuales. ¿Te parece poco? Se trata de una mecánica de seis cilindros en línea biturbo de tres litros capaz de entregar 431 CV y 550 Nm de par máximo, suficientes para catapultar al coche hasta los 100 km/h en 4,3 segundos -4,1 con el cambio automático- en su versión coupé con un consumo medio inferior a los nueve litros. 

Y si crees que el BMW M4 2017 se te podría quedar corto, la marca te dará la opción de comprarlo con el Competition Package, una mejora que, además de permitirte lucir unas espectaculares llantas de 20 pulgadas derivadas del BMW M4 GTS, hará que tu motor sea capaz de dar 19 CV más de potencia para dejar la cifra total en 450 CV, mejorando sus prestaciones en una décima de segundo en todas sus versiones. 

¿Te han sabido a poco los cambios? Intenta ponerte en la piel de un ingeniero para tratar de mejorar algo como el BMW M4... es difícil, ¿no crees? Sucede lo mismo que con el Nissan GT-R 2017. La nueva definición del término inmejorable. 

Lecturas recomendadas