Pasar al contenido principal

Coches deportivos divertidos en distintos formatos... ¡a buen precio!

No hay una verdad absoluta sobre ellos.

Fiat 124 Spider

Los coches deportivos son los más deseados por todo el mundo. Sin embargo, cuentan con limitaciones a la hora de ver cuál es su espacio en el habitáculo o en el maletero. Pero no te preocupes, hay multitud de coches deportivos en el mercado. Casi en todos los segmentos existen varias opciones, y lo mejor de todo es que muchas de ellas podrás permitírtelas. Al mismo precio que un SUV compacto medianamente equipado puedes contar con un coche muy potente y con una amplitud razonable. ¿Sabes de lo que te estoy hablando? Pues mira aquí abajo lo que tengo que contarte.

Diferentes tipos de coches deportivos baratos

Por un lado están los coches deportivos clásicos de toda la vida. Sí, esos que tienes en mente. Vehículos muy pequeños, generalmente de dos plazas y que tienen una potencia de, más o menos, entre 150 y 250 CV. Aunque siempre hay excepciones como en Nissan 370Z, que lo puedes sacar por algo más de 30.000 euros y tiene más de 300 CV. Eso sí, a ver quién es el guapo que lo mantiene entre seguro, neumáticos y echarle de comer a su V6 de 3.7 litros.

Generalmente estos son los coches deportivos más divertidos, pues suelen combinar un peso bastante contenido, un cambio manual y un sistema de propulsión trasera. Y si a eso le sumas un motor con una potencia considerable, sin llegar a ser muy brutos, tienes la clave de la felicidad sobre cuatro ruedas. Ejemplos como el Mazda MX-5 o el Subaru BRZ son perfectos para que sepas de lo que te estoy hablando. Pero no solo de pan vive el hombre, y los compactos deportivos también tienen su aquel.

Ford Fiesta ST

Entre estos últimos se encuentra uno de los más exitosos en nuestro país, y que aunque está cerca de recibir a su sustituto, todavía sigue luchando como un campeón. Es el Seat León en su versión Cupra, que con casi 300 CV y un precio que supera por poco los 30.000 euros. Lo mejor es que muchas marcas se han propuesto ofrecer un producto similar a una tarifa todavía más competitiva. ¿Y sabes quién es el principal beneficiado de esto? El cliente, que puede llevarse un cochazo por poco dinero.

Para terminar, tenemos los urbanos deportivos, como por ejemplo el Ford Fiesta en su variante ST. Un coche que, con sus 200 CV, tiene un comportamiento ejemplar. Lo mejor de todo es que sale por algo más de 20.000 euros, y su sonido es brutal a pesar de ser un tricilíndrico. No hay tantos fabricantes que ofrezcan alternativas, pero una muy buena es el Volkswagen Polo en su versión GTI. ¿Cuál prefieres tú?

Y además