Curioso: así mantuvo Dodge el secreto del Demon

Lo hicieron y nadie se enteró

El Dodge Challenger Demon es, sin lugar a dudas, uno de los coches más potentes y molones del año. Sus cifras dejan de piedra: 840 CV y 1.044 Nm de par máximo. ¿Cómo pudieron estar trabajando en una bestia así, y que nadie lo supiese? Autoline Network nos lo ha aclarado.

La clave podría estar en que solo una docena de personas dentro de la compañía sabía que estaban trabajando en el Dodge Demon. La marca le dio el nombre en clave de Benny. Algunos opinan que "habría sido lógico darle al motor del Demon el nombre de antiguo avión de guerra, como Hellcat, pero esto habría activado las alarmas". Una idea sencilla, y resultante.

Para asegurarse de que todos los detalles de esta mecánica se mantenían en secreto, los ingenieros y los probadores de la empresa recalibraron el motor, para que la gente pensara que se estaba testando un Hellcat

Fueron dos soluciones simples, pero que funcionaron a la perfección. Por si te interesa, has de saber que el Dodge Challenger Demon ya está a la venta. Sus precios parten de los 84.995 dólares (unos 72.500 euros al cambio actual).

 

Lecturas recomendadas