Pasar al contenido principal

Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye: una fiera ‘mansa’ de 808 CV

No mires. En serio. No mires. Te encanta. Te lo dije...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye

Si crees que los coches nuevos de 2018 que llegarán al mercado europeo son demasiado aburridos para ti, tengo dos malas noticias: la primera es que tus gustos son muy petrolhead para lo que se estila en el Viejo Continente... y la segunda es que nunca podrás hacerte aquí con un Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye como el que ves en la imagen que encabeza estas líneas. ¿Esperabas algo dulce para empezar con buen pie las vacaciones? Lo siento. 

Una lágrima sobre el asfalto para el último Dodge Challenger SRT Demon...

El monstruo que ves en la galería que sigue a estas líneas pertenece a la serie Hellcat de uno de los muscle cars más interesantes que siguen a la venta en el mercado de nuestros colegas yanquis. A pesar de que la gama seguirá coronada por el siempre espectacular Challenger SRT Demon, ahora en Dodge han decidido darle un nuevo empujón a su catálogo actualizando sus opciones con una algo menos monstruosa que la que ha conseguido firmar el cuarto de milla en menos de 10 segundos, presumir de tener el V8 más potente jamás instalado en un vehículo de producción o el ser capaz de realizar caballitos yendo estrictamente de serie. Suena bien, ¿eh? Pues aún no has leído nada. 

 

 

El Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye cuenta bajo su capó con una mecánica V8 de 6,2 litros importada del Demon que, en esta ocasión, ofrece algo menos de rendimiento: tan sólo eroga 808 CV y 958 Nm de par máximo que, en su versión ensanchada -también lo habrá disponible con una carrocería algo menos generosa en cuanto a sus vías-, sirven para completar los 400 metros en 10,8 segundos a una velocidad de 210 km/h... con una punta total de 326. Sí, teniendo en cuenta que la variante normal del Hellcat logra unos registros de 10,9 segundos a 204 con una máxima de 313, parece que se trata de un escalón con poco sentido común. ¿Y no es esa acaso la razón de ser de cualquier artefacto así, maldita sea? 

Además de un monstruoso corazón dispuesto a salir disparado de sus anclajes al menor signo de fatiga de los tacos que mitigan sus sacudidas, el Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye cuenta con detalles entre su equipamiento como la suspensión adaptativa, un sistema de frenos mejorado, las funciones ‘launch control’ o ‘lane lock’ -también presentes en el Mustang GT de esta prueba- y, por supuesto, unas cuantas golosinas en su interior de esas que no importan a nadie que se pone los ojos sobre algo como lo que ves aquí. Sí, como la tapicería de cuero nappa o un sistema de infoentretenimiento inacabable. Pónganme 10, gente de Dodge. Y estoy hablando del coche: el sistema de infoentretenimiento se lo pueden meter en el... almacén. And make America great again!

 

 

¿Quieres algo que sí puedas comprar? Échale un vistazo al mercado de coches nuevos, anda...

Lecturas recomendadas