Pasar al contenido principal

Dodge Charger King Daytona: en homenaje a un icono de los muscle cars

Dodge Charger King Daytona
Dodge

Así es el quinto de los siete Charger especiales de despedida

La quinta de las siete ediciones especiales de despedida del Dodge Charger ya se ha dado a conocer. Se llama King Daytona y está basado en un coche muy especial, el cual fue toda una institución en el mundo de las carreras de drag de la costa oeste en los años 60 y 70.

El coche en cuestión es el Daytona de 1969 de Williams ‘Big Willie’ Robinson, que cosechó una importante fama hace décadas. De esta forma, la marca estadounidense ha querido acordarse de este legendario personaje en uno de los coches que marcan el fin de este irrepetible muscle car.

Dodge Charger King Daytona
Dodge

Así, lo que caracteriza a esta configuración son toques como la propia estética. El diseño del Dodge Charger King Daytona se caracteriza por una carrocería en color naranja, la cual está decorada con vinilos en color negro en la parte posterior e insignias cromadas. 

Asimismo, en el exterior del coche también destaca un nuevo alerón, así como unos aseguradores en el capó. De esta forma, el toque final lo firman unas llantas de carbono de 20”, tras las que se encuentran unos frenos Brembo con pinzas de seis pistones.

Por otra parte, el interior del Charger King Daytona también hay cambios, tales como una tapicería de cuero Nappa y Alcantara. Sobre esta, en los asientos se añade un contraste en forma de costuras de color naranja, mientras que el resto de las novedades en el habitáculo se reducen al equipamiento.

En este aspecto, la marca norteamericana ha incorporado un sistema de sonido Harman Kardon, así como un techo solar. Esto se suma a muchos otros elementos, como el pack de navegación, de manera que el coche ya sale de fábrica con una completa cantidad de extras.

Aun así, el rasgo diferenciador de esta variante se encuentra realmente en la mecánica. La base sobre la que se han llevado a cabo todos estos cambios ha sido el SRT Hellcat Redeye, pero sus capacidades han sido mejoradas, de manera que este no es un Charger normal.

Esto quiere decir que el motor del Dodge Charger King Daytona es el habitual V8 sobrealimentado de 6,2 litros, pero cuenta con más potencia. Concretamente, se ha pasado de 797 a 807 CV. No es un incremento espectacular, pero tampoco debe ser pasado por alto.

De esta forma, Dodge solo se fabricará 300 unidades de esta edición especial, que homenajea a “un auténtico icono de la historia de los muscle cars” según el CEO, Tim Kuniskis. Los pedidos se abrirán en otoño y el sexto Charger de despedida se presentará el próximo día 21. ¿Y el último? En el SEMA Show de Las Vegas, que se celebrará entre el 1 y el 4 de noviembre.

Y además

Buscador de coches