Una historia de éxito: un repaso por los Aston Martin DB

Aston Martin cuenta en su historia con algunos de los deportivos con más solera y prestigio, desde los increíbles Aston Martin DBR1 de competición pasando por los elitistas Aston Martin DB5 o DBS, utilizados por el agente secreto mas famoso de todos los tiempos: James Bond.

La historia de Aston Martin es, como la de todas grandes leyendas, un ejemplo de sombras y luces, de dificultades y retos, de éxitos y de fracasos, pero sobre todo, es una historia de elitismo, lujo y glamour. Hoy voy a repasar los Aston Martin DB más interesantes de la historia, cuando un nuevo integrante está a punto de incorporarse a esta prestigiosa familia: el Aston Martin DB11.

Todo empezó hace más de un siglo, en 1913, cuando la empresa comenzó a rodar con más o menos éxito. Tuvo grandes logros, como la consecución de varios récords mundiales de velocidad en 1922, pero también grandes fracasos, como varias bancarrotas. En 1932 fue de nuevo rescatada pero no fue hasta 1947 cuando el 'gentleman driver' inglés David Brown tomó las riendas de la empresa y colocó sus iniciales en todos los modelos de la marca: nacían los Aston Martin DB.

Desde ese momento, grandes coches han llevado las siglas de David Brown, deportivos mejores y peores, algunos muy cotizados y otros casi olvidados, pero todos comparten algo: la clase, el estilo y el glamour de Aston Martin. Aquí te los presento, ¿con cuál te quedas tú?

Aston Martin DB1

Una de las grandes rarezas de Aston Martin: el DB1. Nació en 1948 con un pequeño motor de dos litros que producía 90 CV de potencia, suficiente para que este pequeño rodaster fuese capaz de alcanzar una velocidad más que respetable para la época: 150 km/h. Apenas se fabricaron 15 de estos antes de que la marca lo renovase y lo rebautizaran como DB2: solo duró dos años.

Aston Martin DB2

El Aston Martin DB2 fue el primer Aston Martin en lucir el logo 'DB'. El pequeño motor de dos litros del DB1 fue sustituido por un Lagonda de seis cilindros en línea, una donación que vino provocada por la compra por David Brown de esta mítica compañía inglesa. Era uno de los pocos coches británicos capaces de superar la barrera de las 100 millas por hora, unos 165 km/h.

Sobre el Aston Martin DB2 surgieron varios modelos, como el Vantage, que alcanzaba 125 CV y rozaba los 200 km/h. ¡Un deportivo con todas las de la ley!

Aston Martin DB2/4 MK3

Muchas veces conocido como Aston Martin DB MK3 (seamos sinceros, debería ser el DB3). Fue la versión más avanzada, moderna y prestacional sobre la base del DB2 y su motor de 'flat-six' se revisó a fondo para conseguir mejores prestaciones: rendía 178 CV, lo que le permitía acelerar de cero a cien en menos de diez segundos. Los primeros 100 ejemplares podían equipar una caja de cambios automática así como discos de freno; más tarde formaron parte del equipamiento de serie.

Aston Martin DB4

¿Del DB2 al DB4? ¿No hubo DB3? Pues como coche de calle no: sí como vehículo de competición, basado en el Aston Martin DB2 Vantage. El Aston Martin DB4 se lanzó en 1958 y supuso una auténtica novedad y un revulsivo para la marca. Era un coche completamente nuevo, con un chasis tubular y paneles de aluminio.

Bajo el capó, el DB4 equipaba, de nuevo, un motor de seis cilindros en línea: producía 240 CV y aceleraba de cero a cien en nueve segundos. Su velocidad máxima superaba los 230 km/h y tuvo varias versiones especiales que son auténticos clásicos muy cotizados a día de hoy, como el DB4 GT o, especialmente, el Aston Martin DB4 Zagato, recarrozado por el clásico especialista italiano.

Aston Martin DB5

El DB4 trajo la modernidad a Aston Martin y con el DB5 llegaron al estrellato. Elegido como coche de James Bond en la película Goldfinger de 1964, con Sean Connery en el papel del agente secreto más famoso del mundo. Presentado en 1963, lucía una preciosa carrocería diseñada por Carrozzeria Touring Superleggera en Italia, mientras que bajo el capó las cosas se ponían serias gracias a un potente motor de cuatro litros que producía 282 CV: asociado a una caja de cambios ZF de cinco marchas, alcanzaba los 100 km/h desde parado en 7,1 segundos.

Además, el Aston Martin DB5 incorporaba equipamiento actualizado como los elevalunas eléctricos o los frenos de disco en las cuatro ruedas. Comenzaba el matrimonio de Aston Martin con James Bond y su imagen ya nunca iba a ser la misma.

Aston Martin DB6

El Aston Martin DB6 fue un nuevo restyling siguiendo la base del DB4 y DB5. Su plataforma era más larga, lo que permitía un mejor espacio interior, apto para cuatro pasajeros. Toda la parte trasera se rediseñó mientras que la caída del techo era menos contundente.

El motor era el mismo que equipaba el DB5, pero increíblemente Aston Martin anunciaba una aceleración un segundo más rápida que el modelo al que sucedía. Muchas fueron las 'celebrities' que se llevaron esta joya a su garaje: Paul McCartney, Mick Jagger, Peter Sellers o el Principe Carlos. Es uno de los Aston Martin clásicos más populares, aunque su precio puede superar el medio millón de euros.

Aston Martin DBS MK1

El Aston Martin DBS fue un modelo completamente nuevo de la marca, presentado en el año 1967: lucía un aspecto completamente renovado y modernizado, con cuatro faros delanteros. Se lanzó como sucesor del DB6 aunque ambos modelos compartieron espacio en los concesionarios durante tres años. Era más grande que el DB6, lo que permitía acoger con todo lujo a cuatro pasajeros.

Bajo el capó, el DBS equipaba el mismo motor de cuatro litros, aunque con el kit Vantage la potencia aumentaba hasta los 325 CV. Más tarde, en 1969, recibió un poderoso motor V8 de 5,3 litros que le convirtió, en su momento, en el coche de cuatro plazas más rápido del mundo.

Aston Martin DB7

El Aston Martin DB7 llegó en el año 1994 y fue un auténtico superventas, que asentó las bases para el crecimiento futuro de la marca. Con 7.000 DB7 producidos durante los casi diez años que estuvo en producción, el DB7 sustituía no al DBS, sino al Aston Martin V8, un modelo algo más pequeño y deportivo, que estuvo en producción hasta 1989.

En un comienzo, el Aston Martin DB7 montaba un propulsor de seis cilindros en línea sobrealimentado con 335 CV. Su interior era lujoso y combinaba, tal como conocemos a día de hoy, prestaciones y máximo lujo. El hecho de que estuviera basado en el antiguo Jaguar XJS no gustó a todos, pero aún así, como te decía, se vendió muy bien. Más tarde, en 1999, recibió un restyling que conllevó un nuevo motor: el Aston Martin DB7 V12 Vantage equipaba un enorme bloque de 12 cilindros con 5,9 litros y una potencia ya muy seria: 420 CV.

Aston Martin DB9

Aquí ya nos vamos conociendo, ¿verdad? El Aston Martin DB9 fue la obra maestra del diseñador Henrik Fisker y uno de los coupé más bonitos de lo que llevamos de siglo XXI. Probablemente te preguntarás: ¿por qué no se llamó DB8? La respuesta por parte de la marca es curiosa: el 8 podría hacer pensar a la gente que bajo el capó se encontraba un motor de ocho cilindros y no el poderoso V12.

Lanzado en el año 2004, sigue estando disponible en el mercado, manteniendo una vida comercial que pocas veces vemos a día de hoy: ¡12 años! Con 450 CV, superaba los 300 km/h y tuvo varias versiones especiales, como el LM de 2008 rememorando las 24h de Le Mans o el actual Bond Edition, celebrando la relación de la marca con el agente del MI6.

Aston Martin DBS MK2

Precisamente el Aston Martin DBS MK2 fue protagonista en muchas pantallas de cine, gracias a sus dos apariciones en películas de James Bond: Casino Royale y Quantum of Solace. Se trataba de una versión más potente y radical del DB9, sucesor del gran Aston Martin Vanquish. Se mantuvo en producción desde en año 2007 hasta el año 2012 y fue el modelo más caro y exclusivo de la gama durante todo este tiempo, con un precio que podía superar los 300.000 euros.

Su motor V12 de seis litros producía 510 CV y 569 Nm de par, asociado a una caja de cambio manual de seis velocidades o una automática, también de seis, de manera opcional.

Aston Martin DB10

El Aston Martin DB10 es un modelo que jamás llegará a los concesionarios pero que es tan legítimo como cualquier otro miembro de la familia 'DB'. Creado para la película de James Bond Skyfall, el DB10 inaugura el nuevo cambio de estilo de la marca que será prolongado por el Aston Martin DB11 y otros modelos futuros.

El DB10 es el Aston Martin DB más exclusivo de todos los tiempos, incluso más que el rarísimo DB1: solamente se han fabricado 10 ejemplares, ocho de los cuales dedicados para participar en el rodaje y dos más utilizados como vehículos de exhibición. Además, celebra el 50 aniversario de la relación entre la marca y James Bond.

Aston Martin DB11

El sustituto del Aston Martin DB9 se presentará en el próximo Salón de Ginebra 2016 y será una renovación total, como lo fuera en su día el Aston Martin DB4 o el DB9. Será el coche más popular de la marca en los próximos años y, sin duda, provocará un cambio de estilo muy importante que se verá reflejado en el resto de vehículos de la marca.

Aston Martin DBR1

Al Aston Martin DBR1 hay que darle de comer aparte, como generalmente se suele decir. Se trata del Santo Grial de la familia DB, siendo uno de los coches de competición más importantes de todos los tiempos: ganador de las 24h de Le Mans en 1959 pilotado por Roy Salvadori y Carroll Shelby. En 1958, Sir Stirling Moss ganó la Goodwood Tourist Trophy con uno de estos.

Su motor de seis cilindros en línea y tres litros produce unos respetables 250 CV y para muchos, es el Ferrari 250 GTO o el Ford GT de las Islas Británicas. Es el Aston Martin más caro de la historia, alcanzando en subasta, el DBR1/2, unos 30 millones de euros. Lo dicho: ¡para darle de comer aparte!

No te lo pierdas:

De linaje ilustre: Aston Martin DB11

12 cosas que hemos aprendido del Aston Martin Vulcan

Aston Martin Lagonda: las dos generaciones cara a cara

Historia de Nismo: de un sedán al GT-R más rápido de la historia

¿No conoces la historia de Spyker? 135 años de sombras y luces

Puro lujo: estos son todos los Rolls-Royce Phantom de la historia

¿Te gusta el Bugatti Chiron? Estos son sus orígenes modernos

Fotos: un repaso a los mejores Alpine de la historia

Lecturas recomendadas