Pasar al contenido principal

El kit del Ford GT te permite personalizarlo pieza a pieza

Tu primer contacto con tu Ford GT será… en una caja.

Imagen de perfil de Noemí Alonso

El kit del Ford GT es la idea que ha tenido la marca del óvalo para ayudar a los usuarios a configurar su exclusivísimo modelo. Aquellos que ya hayan visto aprobado su pedido (afortunados ellos) van a recibir una caja que les permitirá personalizar cada aspecto de su coche deportivo, desde la pintura exterior a las opciones de neumáticos, el color de las pinzas, los materiales interiores o las franjas tipo competición.

Aunque los configuradores de coches son muy divertidos, el kit del Ford GT va más allá y cuenta con piezas en miniatura para cada caja. Se utilizan los mismos materiales que en el interior del vehículo, incluida la fibra de carbono, el cuero o la Alcantara, y un cierre idéntico al del modelo.

El usado que necesitas: un Ford GT Gulf como nuevo.

Cada uno de estos kit tiene ocho muestras de color exterior, con franjas intercambiables para presentar las múltiples opciones disponibles. Asimismo, hay réplicas de las llantas a escala, con pinzas de freno de distintos tonos.

Estos kit del Ford GT cuentan con un detalle tan especial como el propio coche: existe un espacio cóncavo cerca del cierre en el que los usuarios pueden poner la placa con el número de bastidor correspondiente a su vehículo. Así, una vez registrado el pedido, se fabricará una réplica de la placa y será enviada a cada nuevo propietario.

“Este kit es una pieza fundamental en el proceso de compra. Se trata de una herramienta práctica que sirve para que los usuarios del Ford GT puedan mejorar la experiencia de su pedido: los colores, acabados y materiales ofrecen un modo íntimo y táctil de elegir entre las múltiples posibilidades de configurar su deportivo ideal”, asegura Henry Ford III, gerente de Marketing Global de Ford Performance. Desde luego, puede estar orgulloso: sus chicos han pensado en todo...

Lecturas recomendadas