Pasar al contenido principal

Este es el nuevo Lamborghini Huracán de la Policía Italiana

Aquí remodelados pisos para políticos venidos a más, allí se comprar superdeportivos. Yo tengo claro qué prefiero.

Este es el nuevo Lamborghini Huracán de la Policía Italiana, el nuevo bólido que ya se ha convertido, casi, casi, en una tradición. La colaboración entre Lamborghini y la Policía Italiana no es nueva y la marca lleva utilizando el Lamborghini Gallardo desde su primera edición. Generalmente, estos vehículos son utilizados para tareas de transporte de órganos o intervenciones que necesitan la máxima rapidez y urgencia: con 610 CV bajo el pedal derecho, por potencia no será.

Te interesa: esta es la nueva arma de los Carabinieri: Alfa Romeo Giulia QV

En un evento que tuvo lugar en Roma, el CEO de Lamborghini, Stefano Domenicali, que hace poco nos contó los planes de futuro de Lamborghini, cedió las llaves de este superdeportivo al Ministro del Interior, Marco Minniti y al jefe de la Policía Italiana, Franco Gabrielli. El evento tuvo lugar en el edificio Viminale y en el evento también se pudo observar el Lamborghini Gallardo que estaban utilizando hasta ahora y que no sabemos si seguirá teniendo en su flota de vehículos.

Al parecer, este ejemplar será utilizado por la Policía de Bolonia, (en el aeropuerto ya cuentan con otro Lamborghini Huracán de coche 'follow me') tanto como elemento de control de tráfico como para vehículo de intervención rápida. Por supuesto, estéticamente utiliza el mismo color que el resto de la flota de vehículos, el conocido como Police Medium Blue, con franjas de color blanco. El resto del coche permanece sin cambios respecto a cualquier otro Lamborghini Huracán: mismo motor V10 de 610 CV, misma tracción integral e incluso los neumáticos son los mismos: unos Pirelli P Zero.

 

 

Eso sí, este Lamborghini Huracán de la Policía Italiana cuenta con una tablet mediante la cual poder controlar las funciones especiales del coche, también cuenta con una cámara que graba todo lo que ocurre alrededor del coche. Por supuesto, para cumplir con su principal asignación, este Lamborghini Huracán de la Policia cuenta con sistema de refrigeración especial para el transporte de órganos y bolsas de sangre, así como un equipo de primeros auxilios y un desfibrilador. 

¿Crees que en España sería necesario tener un vehículo de altísimas prestaciones para cumplir con estos cometidos? ¿Quizás un Seat León Cupra? A mi me parecería útil, aunque con la clase política que tenemos, seguro que más de uno saltaría a la yugular: ¡con un Lamborghini ni te cuento!

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear