La mayor pesadilla de Audi y BMW es…¡un Opel Kadett de 1.100 CV!

Pero no un Opel Kadett cualquiera. Nació como un coche popular y terminó siendo un misil tierra-tierra.

Y es que este Opel Kadett B preparado hasta el infinito y más allá se ha convertido en un auténtico ‘mata-gigantes’ en las carreras de drag del norte de Europa. Concretamente, si hay un país donde este tipo de pruebas con origen americano son populares, ese es Suecia. Allí se pelea contra el crono como si estuvieses en Kentucky.

No te lo pierdas: un dragster pulveriza (en silencio) el cuarto de milla

Y curiosamente, también fue en Suecia donde mejor se vendió el Opel Kadett Rallye Sprint, la versión ‘deportiva’ de la época gracias a su motor 1.9 de 105 CV. En 1965 era un coche deseable, con una estética chula, un gran equilibrio general y suficiente potencia para dejar atrás a muchos coches de la época. Este Opel está relativamente cotizado en algunos mercados pero eso no quita para que el dueño de un ejemplar lo haya modificado hasta los límites de la lógica.

El Opel Kadett B preparado que puedes ver en el vídeo que abre este artículo es una locura con ruedas, no tiene otro nombre. El modesto motor original se ha quitado y se ha sustituido por un gigantesco propulsor LM7 de origen General Motors. Por si el cambio no fuera suficientemente loco, se le ha añadido un descomunal turbo Borg Warner S480 de 80 mm. ¿El resultado? 1.100 CV enviados exclusivamente a dos ruedas traseras que, sinceramente, me dan algo de lástima.

En el vídeo se puede ver el brutal rendimiento de este bólido. Imagino que los cambios técnicos en el chasis deben ser notables para que semejante torrente de potencia no destroce el conjunto. Por supuesto, no hay datos de aceleración, pero seguro que es una cifra irrisorio, igual que el resto de características técnicas del coche. ¿Su precio? Seguro que tampoco quieres saberlo…


 

Lecturas recomendadas