Pasar al contenido principal

¿Es el MP4-12C el patito feo de McLaren? ¿Por qué motivo?

deportivo lujo patito feo peor superdeportivo fallos fiabilidad
Un superdeportivo que cambió el futuro de la empresa británica.

Los coches deportivos son la salsa en el mundo del automóvi: ¿quién no sueña con conducir un Porsche 911 o un Lamborghini que haga mucho ruido? El McLaren MP4-12C es un coche importante en este segmento, ya que fue la entrada por todo lo alto de una mítica empresa de coches de competición al universo de los coches superdeportivos de calle. Ahora bien, no se le guarda mucho cariño. ¿Por qué el McLaren MP4-12C es el patito feo de la marca?

En todas las marcas, ya sean de lujo, de deportivos o generalistas, hay ciertos modelos a los que se les guarda un recuerdo no demasiado bueno. En McLaren parece claro que ese modelo es el MP4-12C. ¿Por qué? Fácil y sencillo: fue el primer coche de calle creado por la firma británica y eso le supuso tener bastantes fallos de calidad y fiabilidad.

McLaren MP4-12C, fallos de juventud

 

deportivo lujo patito feo peor superdeportivo fallos fiabilidad

 

La propuesta de McLaren era muy interesante: un deportivo con chasis monocasco de fibra de carbono y un motor V8 sobrealimentado muy explosivo. En ese sentido, la marca tenía experiencia, pero no tiene nada que ver fabricar un coche de carreras, espartano, donde el único objetivo es ser rápido en la pista, con un coche de calle, donde intervienen muchos más factores.

El McLaren MP4-12C tuvo muchos problemas de juventud. Si cualquier marca, cuando lanza un nuevo modelo, suele tener ciertos problemas de calidad en las primeras unidades fabricadas, imaginad una marca que nace completamente nueva desde cero. Se reportaron muchos fallos tontos en el MP4-12C, muchos de ellos de calidad: fallos en el mecanismo de las puertas, en la iluminación, en el funcionamiento de la pantalla, etc.

La electrónica también dio bastantes fallos en este modelo por lo que no son pocos los clientes que apostaron por McLaren en sus inicios y terminaron bastante molestos con la fiabilidad del coche. Sin embargo, estos problemas de juventud son completamente normales, también tuvieron lugar hablando de conducción pura y dura. 

Una evolución necesaria

 

deportivo lujo patito feo peor superdeportivo fallos fiabilidad

 

McLaren fue muy ambiciosa al dar el salto a los coches de calle de la mano de Ron Dennis y un equipo de ingenieros que sabían poner a punto un Fórmula 1 pero que no tenían muy claro para qué servía un navegador. El MP4-12C se creó con matemáticas, para ser el mejor, el más rápido. Pura ingeniería para batir a Ferrari, Lamborghini o Porsche.

El MP4-12C ha quedado en la historia como un coche poco fiable y que no era mejor que sus competidores directos. Pero fue el germen necesario para que después la evolución haya sido tan espectacular. Coches como el McLaren 720S sí han provocado tembleques y sudor frío en Maranello o Sant'Agata Bolognese. ¿Es el McLaren MP2-12C el patito feo? Sí, pero ya sabéis lo que pasó después: con los años se convirtió en cisne.

Buscador de coches

Y además