Pasar al contenido principal

Peugeot 406 Coupé: la historia del coupé barato más bello

Peugeot 406 Coupé
Diseñado y fabricado por Pininfarina, una garantía de belleza.

El Peugeot 406 Coupé es un de nuestros coches favoritos, al menos en lo que se refiere a la relación entre belleza y precio. Este Peugeot es un coupé absolutamente inmortal como lo puede ser un Ferrari 550 Maranello. Y es que, diseñado por Pininfarina al igual que el Ferrari, esos años fueron de especial inspiración para la firma de diseño italiana. ¡Qué preciosidades creaba!

Fue una unión perfecta. Peugeot y Pininfarina llevaban colaborando desde mediados del Siglo XX, con coches tan interesantes como el Peugeot 504 Coupé, la inspiración del espectacular Peugeot e-Legend. ¿Cuál es la historia del Peugeot 406 Coupé? ¿Por qué se desarrolló y comercializó? ¿Fue una buena idea?

Lo primero que debes saber es que el Peugeot 406 se lanzó en 1995 y el objetivo era sustituir al 405. El Peugeot 406 Coupé nació por varios motivos. El primero era la voluntad de mejorar la imagen de la marca. El segundo: el Peugeot 405 jamás tuvo versión coupé y los fans de la marca lo demandaban: Heuliez fabricó un prototipo muy interesante pero que finalmente jamás se llegó a fabricar en serie.

 

¡Versiones fabricadas por terceros!

Algo que hay que entender es que en esa época las marcas tenían unas líneas montaje rígidas para fabricar diferentes versiones de un mismo coche. Por eso, carroceros y empresas de diseño tenían sus propias líneas de montaje para ofrecer a las marcas que querían contratar sus servicios el paquete completo: el coche se diseñaba y fabricaba fuera de la casa y la marca recibía una parte de los beneficios. ¿Qué puede salir mal?

 

Peugeot 406 Coupé

 

El Peugeot 504 Coupé fue el último gran coupé de la marca, por lo que desde 1983, la firma del león no tenía un coche elegante y de estilo coupé en su gama. Pininfarina ve una oportunidad de negocio y empiezan conversaciones con la marca francesa. El resultado es un coupé con alma italiana, elegancia brutal y con la imagen del nuevo Peugeot 406, que ha levantado una gran expectación.

El Peugeot 406 Coupé se presenta en el Salón de París en octubre de 1996 y desde el primer momento, el flechazo es absoluto. Su pureza de líneas es preciosa y es imposible negar que tiene ciertos parecidos con el Ferrari 550 Maranello, uno de los coupés más bellos de la historia. Al fin y al cabo son los dos de la misma época.

 

Peugeot 406 Coupé: un éxito incuestionable

El contrato de Pininfarina con Peugeot hablaba de una producción total de 70.000 coches, una cifra que hoy en día sería prácticamente inviable en un segmento coupé como este. La planta de producción de Pininfarina en San Giorgio Canavese, cerca de Turín, tenía una capacidad para producir 75 Peugeot 406 Coupé al día.

 

Peugeot 406 Coupé

 

El Peugeot 406 Coupé se presentó con dos motores de gasolina, un 2.0 litros de 136 CV y un V6 de 3.0 litros con 207 CV. ¿Y sabéis qué? El coche fue un éxito instantáneo. La gente quedó prendada con su estilo: elegante y bello a más no poder. Carácter francés pero con un rollo de GT italiano apasionante. Una combinación incuestionablemente enfocada al éxito.

El coche pesaba 1.485 kg, 30 más que el sedán, y su velocidad máxima era de 240 km/h. Sin duda, el Peugeot 406 Coupé no era un coche pensado para ir de tramo, sino más bien se trataba de una versión con más estilo que la berlina, pero no mucho más deportivo. Una cuestión puramente estética, pero que funcionaba.

Y el mejor ejemplo de que el éxito fue incuestionable fueron sus cifras de ventas. Se fabricó hasta el año 2004 y Pininfarina llegó a fabricar 107.631 ejemplares del Peugeot 406 Coupé, convirtiéndose en uno de los grandes éxitos de la firma de diseño italiana. Hoy es un coche barato cuyo diseño jamás pasará de moda. ¡Si te gusta y encuentras uno en buen estado, no te lo pienses!

Buscador de coches

Y además