Pasar al contenido principal

El prototipo del primer Porsche 911 Cabrio sale a subasta. Y nadie sabe que existe

Repite conmigo: lo quiero, lo quiero, lo quiero, lo quiero, lo quiero, lo...

Imagen de perfil de Alex Aguilar

No te lo voy a repetir más veces: en Top Gear nos flipan las subastas de coches. Porque son emocionantes, porque te das cuenta de hasta qué punto puede estar alguien podrido de dinero -y si no me crees, échale un ojo a la galería de los coches más caros vendidos en subasta- y, sobre todo, porque aparecen de vez en cuando piezas que tendrían que estar en un museo. Bajo llave. Y paredes blindadas. Es precisamente el caso del coche que te muestro hoy: el prototipo del primer Porsche 911 Cabrio sale a subasta... y sólo hay uno en todo el mundo. 

Deja de frotarte los ojos, porque es cierto: aunque existan otras joyas dignas de tener toda tu atención en las mejores subastas alrededor del mundo -como la segunda unidad fabricada del Ferrari 250 GTO-, el protagonista de nuestro artículo de hoy es una verdadera rara avis. Porque se trata de un prototipo, porque es muy antiguo, y porque es el único que se conserva en el mundo. Sí, estamos hablando de la versión abierta del Porsche 901, aunque la marca alemana tuvo que cambiar su denominación comercial a 911 debido a una reclamación interpuesta por Peugeot, quien tenía en ese momento la patente de todos los nombres de vehículos con un 0 en medio.

El prototipo del primer Porsche 911 Cabrio sale a subasta y se trata de un hecho verdaderamente sobresaliente: en total del 901 sólo se construyeron un total de 13 prototipos, de los cuales en este momento sólo se conservan dos... y únicamente uno de ellos es descapotable. Esta versión del 911 fue encargada por Ferry Porsche en su empeño personal para que el nuevo modelo llamado a ser la estrella de la marca tuviera una versión sin techo -tan atractiva como este Porsche 356 Speedster de 1957-. Tras haber hecho varios contactos -y dos intentos fallidos de construcción-, finalmente fue Karmann el carrocero encargado de su desarrollo y quien fue capaz de diseñar en 1964 el primer 911 Cabrio con una línea atractiva, un techo practicable relativamente práctico... y un chasis que no se doblara como una cartulina en cuanto apareciera la más mínima torsión. 

Ponte el babero: a subasta un Porsche 911 Carrera RS NGT

Sé que te lo estás preguntando: ¿por qué demonios no llegó a la producción? La respuesta es tan sencilla como frecuente en los casos en los que una obra de arte con ruedas no ve la luz: el presupuesto. Tras haber realizado no pocas modificaciones importantes en el modelo original, los costes de producción del 911 convertible se traducirían en un precio de venta prohibitivo, y la viabilidad del proyecto se vio severamente truncada. Hubo que esperar hasta el año 1967 para ver la primera versión Targa y hasta 1982 para que el modelo cabriolet propiamente dicho apareciera en el mercado, bajo la serie G. 

El prototipo del primer Porsche 911 Cabrio sale a subasta, la casa encargada de su gestión será RM Sotheby´s y el precio estimado de venta en la puja que tendrá lugar en París el día 8 de febrero es de entre 850.000 y un millón de euros. ¿Vamos a medias? Si no te llega, siempre puedes buscar el tuyo entre los Porsche que puedes comprar por menos de 20.000 euros

Lecturas recomendadas