Vettel, una ambulancia, un conductor normal y un Ferrari 488

¿Qué es más rápido? Un superdeportivo italiano con 670 CV o una ambulancia. Pues en este vídeo vas a ver que todo depende de quién y cómo conduzca.

Pocas veces podrás ver una locura parecida, porque al más puro estilo de Top Gear, el piloto alemán de Fórmula 1 Sebastian Vettel ha intercambiado los papeles con un conductor profesional de ambulancias en una vuelta contra el crono.

De esta manera, Vettel será el encargado de conducir una ambulancia y el experimentado conductor de la misma, llevará el volante de un Ferrari 488. Después de que el alemán le dé una vuelta de reconocimiento al conductor de la ambulancia en ‘su’ Ferrari, se intercambian los volantes.

La diferencia prestacional entre ambos vehículos es abismal, son 670 CV de potencia del Ferrari por los 118 CV de la ambulancia, lo que se traduce en una velocidad máxima de 330 kilómetros por hora y 169 kilómetros por hora respectivamente.

La cara de ambos es una perfecta imagen de lo que sucede. Mientras el conductor de la ambulancia sonríe ante las espectaculares reacciones del deportivo y su velocidad, Vettel también sonríe, pero de impotencia y nerviosismo ante las lentas reacciones de su nuevo vehículo.

Aunque el trazado para el Ferrari es algo más complicado con un zig-zag de conos incluido, es cierto que alguna ventaja hay que darle a la ambulancia debido a sus absurdas diferencias de prestaciones. Vettel se acaba defendiendo con la ambulancia y supera el crono del Ferrari.

La iniciativa se llevó a cabo por parte de la marca de carburantes Shell, que quiso demostrar que su compuesto de competición Shell V-Power contiene al menos el 99% de los componentes similares entre el combustible de competición y el de carretera.

En Italia se especula con que la ambulancia sea su próximo coche para competir en el mundial de Fórmula 1. ¿Será porque a veces el alemán parezca igual de lento en su monoplaza?

Lecturas recomendadas