El autobús túnel es la solución a los atascos en China

Que no te suene a chino. Puede funcionar...

¿El mayor atasco del mundo? Puede que sí. Y en China, claro

El autobús túnel de China ya ha aparecido. El caso es que son esas palabras que juntas no tienen demasiado sentido: tiburón ballena, Raikkonen y su sonrisa, Tata Telcosport un año sin dar problemas... Lo que pasa es que luego lo ves y todo encaja.

Eso de un autobús que a la vez es un túnel lleva años escuchándose. De hecho, el proyecto lleva en el aire desde 2010, cuando los creadores de este invento, una empresa china llamada TBS, lo presentaron como un proyecto loco.

De cualquier modo, lo cierto es que el aparato en cuestión ya es una realidad, aunque tirando a experimental: por ahora solo ha recorrido 300 metros en Qinhuangdao, que como todo el mundo sabe, está al norte de la provincia de Hebei.

La parte mala es que por ahora tiene algunos inconvenientes: entre los principales se encuentra que no puede girar bien. También está que se ralentiza la circulación, ya que los conductores levantan el pie del acelerador al verlo. Por cierto, el año pasado se vendieron 21.146.300 de coches en China (aquí tienes los 10 coches más vendidos en China en 2015).

Lo ha ideado la empresa TBS

Y es que el autobús túnel que quieren generalizar en China tiene 22 metros de largo, 4,8 de alto y 7,8 de ancho, por lo que la maniobrabilidad está tirando a complicada. Además, se mueve por raíles, de donde toma la electricidad necesaria para moverse.

La velocidad que consigue la creación de TBS es de 60 km/h y podría convivir con el tráfico rodado más veloz e incluso de camiones, ya que el espacio que tiene por debajo permite mantener dos carriles.

Si el autobús túnel tiene éxito, podría ser una buena solución no solo a los problemas de espacio; también la contaminación se reduciría en unas 2.500 toneladas de CO2 al año y además permitiría ahorrarse unas 800 toneladas de combustible al año. Pero eso seguro que a algún que otro magnate del petróleo (o de dos; o de tres... o en realidad, a todos) no les va a hacer demasiada gracia...

 

Lecturas recomendadas