Pasar al contenido principal

Los biocombustibles en los motores diésel garantizan la mayor reducción de emisiones en el transporte

surtidor de gasolina y diésel

Con este combustible se eliminaron 15 millones de toneladas de CO2

Energía para crear movimiento y sostenibilidad para evitar las emisiones de CO2 son dos de las muchas líneas maestras que se buscan con ahínco entre la jauría de marcas automotrices. Una propuesta más llega desde Estados Unidos para evitar que el gasóleo no contamine tanto como lo hace en la actualidad. 

Según un informe, el uso de combustible diésel renovables (HVO) y biodiésel está proporcionando en California importantes reducciones de gases de efecto invernadero (GEI) y otros contaminantes. Asimismo está siendo un gran apoyo para descarbonizar el sector del transporte de cargas en Connecticut, Massachusetts, Nueva York, Nueva Jersey y seis otros estados del Noreste de USA.

Esto nos interesa: los motores diésel podrán funcionar con un 90% de hidrógeno

Según el nuevo inventario de emisiones de GEI publicado por la Junta de Recursos del Aire de California (CARB), los combustibles renovables como el biodiésel y HVO eliminaron 15 millones de toneladas de CO2 en 2020, el equivalente a sacar de circulación a más de tres millones de automóviles de pasajeros. 

El biodiésel y los combustibles diésel renovables representaron el 44% de los créditos generados por el estándar de combustibles bajos en carbono de California en 2020 y constituyeron el 21% de la reserva total del gasóleo.

El análisis de las tendencias del inventario de emisiones de GEI de California del transporte y otros sectores muestra el impacto de la pandemia de COVID-19 durante los últimos dos años en prácticamente todos los sectores. 

Un estudio que evaluó las opciones para las flotas de camiones comerciales en el corredor nororiental de EEUU, que tiene un tráfico importante, encontró que entre ahora y 2032 se podría lograr una reducción tres veces mayor en las emisiones de dióxido de carbono y al 25% del costo acelerando la conversión de camiones más antiguos a nuevos modelos diésel de tecnología avanzada. 

Y todo viene del mismo objetivo: la utilización del biodiesel y diésel renovables bajos en carbono en toda la flota en comparación con una estrategia de electrificación completa.

El potencial de reducciones de carbono a gran escala de los motores eléctricos de batería, de pila de combustible y de combustión interna de hidrógeno en gran parte de la economía mundial depende de muchos factores. 

Cabe recordar que, a nivel mundial, uno de cada dos sectores económicos depende de la energía diésel. Camiones, trenes, autobuses, barcos de trabajo marítimos, así como equipos agrícolas, forestales, mineros y de construcción dependen casi exclusivamente del diésel. Abordar los múltiples desafíos de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero requiere muchas soluciones. 

Etiquetas:

Diésel Combustibles

Y además

Buscador de coches