Pasar al contenido principal

Coche feo de la semana: Mitsubishi eK

El coche que haría llorar a Leonardo Da Vinci.

kei car japon japoneses compactos utilitarios monovolumen coche feo

Hay coches nuevos de proporciones dudosas, pero sin duda, los ‘Kei Car’ japoneses se llevan la palma, con el Mitsubishi eK como claro ejemplo. Son vehículos que buscan maximizar el espacio en un tamaño mínimo, aunque eso provoca que estéticamente sean tremendamente desproporcionados: muy altos, muy estrechos y con ruedas minúsculas para no restar espacio interior. Serán muy prácticos, serán simpáticos, pero son objetivamente feos. No hay más.

Te interesa: 5 coches japoneses emocionantes que podías comprar en España en 1992

El Mitsubishi eK se lleva la palma dentro de estos coches feos por naturaleza, especialmente alguna versión ‘especial’ que haría llorar al Niño Jesús. Especialmente lamentable es la versión Mitsubishi eK Space Custom B11A, con la que abro este artículo. ¿Has visto esa parrilla frontal? Pero por el amor de Dios, ¿han perdido el juicio? Un coche en el que prácticamente todo el frontal es parrilla, bueno, teniendo en cuenta que mide tres palmos de ancho, tampoco hay margen para mucho más.

 

 

Pero lo peor generalmente en estos coches es su vista lateral. Las ruedas enanas se combinan con mucha chapa y mucho cristal. Al fin y al cabo, son coches bastante altos y esos minúsculos neumáticos lucen irrisorios en el conjunto: lo opuesto a los todoterrenos robustos. La zaga destaca por su verticalidad total: se corta como si fuese un pan de molde. Bueno, es algo comprensible si buscas maximizar el espacio.

Pero quizás lo que más sorprenda de estos coches es su mínima anchura. No llega a metro y medio y eso compromete su estética tanto exterior como interior. ¿Has visto el interior? Los dos asientos delanteros están completamente pegados, no hay espacio para nada más. Debo decir que me gusta el interior de la anterior generación, con un salpicadero horizontal que maximiza el espacio y luce un aspecto bastante moderno. 

 

Vídeo: ¿digno del club de los feos? Así es el nuevo Nissan Leaf Nismo Concept

 

Pero increíblemente, en la nueva evolución se lo cargan por completo y ahora luce un interior mucho más soso y aburrido. ¡Mal, Mitsubishi! En cualquier caso, seguro que los ‘Kei Car’ japoneses tienen una legión de fans. No digo que como concepto no me guste: cubren una necesidad siguiendo los extraños gustos estéticos japoneses. Ahora bien, nadie puede decir que este tipo de coches, con el Mitsubishi eK en particular, no merezcan estar en esta lista. Na-die.

Lecturas recomendadas