Pasar al contenido principal

Dacia Sandman: ¿y si la firma rumana camperizase un vehículo?

Pues oye, no es tan mala idea...

Dacia Sandman

Caben ciertas probabilidades de que pienses que se me ha ido la olla si te hablo de un Dacia camper. Del Dacia Sandman, más concretamente. De hecho, tiene más nombre de superhéroe de Marvel que de un vehículo camperizado. Pero la imaginación de los compañeros de la publicación británica de AutoCar parece no tener límites, y esto es precisamente lo que sugieren. Ni más, ni menos. Al fin y al cabo, es un producto que todavía no está presente en la gama del fabricante rumano, así que a lo mejor no es tan mala idea.

Dacia Sandman: ¿te imaginas un Dacia camperizado?

Yo sí, la verdad. El hecho de que hubiese un Dacia Sandman en la oferta de la marca del Grupo Renault me parece excelente. Y hasta cierto punto sería un movimiento inteligentísimo. ¿Cuánta gente conoces que te haya dicho alguna vez eso de "me encantaría recorrer unos cuantos países con una autocaravana o camper, pero es que cuestan tan caras..."? Porque a mi me faltan dedos en las manos... ¡y en los pies! Pues si existiera el Dacia Sandman sería una forma muy económica de acceder a la compra de una camper. Brillante.

El vehículo a utilizar como base para la creación de este Dacia camper sería un Renault Trafic de batalla corta. Un modelo que llegó al mercado hace más o menos un lustro y que, al contrario de lo que pasa con la variante de batalla larga, no sería una odisea encontrar un aparcamiento donde poder dejarla. Sin embargo, sería reconocible como un Dacia. ¿Cómo? Pues a través de una pintura verde lima, de un frontal similar al de la última generación del Sandero y, por supuesto, del logo de Dacia en la calandra.

Dacia Lodgy 2018

Además, contaría con barras de techo dispuestas a transportar tablas de surf, o unas sujeciones traseras preparadas para transportar bicicletas e incluso una moto. De igual manera, los vidrios traseros estarían ahumados en un punto perfecto entre no evitar que entre luz al habitáculo y la preservación de la intimidad de sus ocupantes. Un habitáculo, por cierto, que también tendría lo suyo. Esta es otra de las partes en las que sería completamente identificable como un Dacia. La camper más austera del barrio.

Nada de cocinas, sistema de infoentretenimiento (¿para qué quieres tu teléfono móvil?) o armarios en el interior. ¿Climatizador? En absoluto, mucho mejor un sistema de aire acondicionado. Acuérdate: hay que ahorrar costes. Eso sí, al menos el Dacia Sandman ofrecería un buen puñado de opciones para que los clientes pudiesen configurarlo de acuerdo a sus necesidades. Pero lo más importante es la factura. Según los colegas de AutoCar, esto no debería sobrepasar en ningún caso los 18.000 euros. ¿Por una camper? ¿Dónde hay que firmar?

Y además