Pasar al contenido principal

Así era el primer Honda Civic Type R, la generación EK9

Honda Civic Type-R (EK9)

Un compacto noventero icónico

Actualmente contamos con muchos compactos deportivos en el mercado, pero todos tuvieron un inicio. Uno de los más reconocidos es el Honda Civic Type-R, pero ¿conoces su historia? Así fue su primera generación.

El Civic se lanzó en los años 70 como una opción de movilidad económica y práctica para el momento. Sin embargo, ya en los años 90 este coche evolucionó notablemente, así como las necesidades del mercado. Surgió la demanda de un coche deportivo, compacto y sin un precio desorbitado. Entonces, Honda se puso manos a la obra. 

Te interesa: Las generaciones del Civic, en imágenes

En aquel momento, la generación EK9 era la que se encontraba a la venta, la sexta de este modelo. Se caracterizaba por un aspecto suave y discreto, así como por una interesante oferta mecánica y una mayor seguridad respecto de su anterior versión. Por ello, llegó a ser ‘Coche del Año’ en Japón en 1995 y 1996.

La increíble historia del Honda Civic Type R

La versión base tenía unas buenas cualidades, pero era necesario darle carácter, de manera que la firma asiática optó por agregarle un motor de 1,6 litros con 185 CV. Así, conducirlo en carretera sería más emocionante y cumpliría las normativas de homologación de la categoría N1 -de hasta 1.600 cc- del campeonato de turismos del país, donde querían introducirlo.

Junto a este bloque se montó una caja de cambios de cinco velocidades que provenía del Integra Type-R. Además, también se incrementó la rigidez del chasis y se agregó un diferencial de deslizamiento limitado para mejorar el manejo. La idea no era crear algo ‘loco’, sino un modelo que te hiciese sentir emociones puras al volante.

Y lo cierto es que, con esto, el coche ya cumplía con las expectativas de muchos. No obstante, también era necesario apoyar este toque deportivo con una estética acorde. Sin embargo, aquí la marca no fue tan radical como con la generación actual y se limitó a aportar detalles sutiles, pero que funcionaron bien.

Por ejemplo, el Civic Type-R (EK9) se ofrecía solo en colores negro, plateado, amarillo o blanco. Además, se le agregaron nuevos parachoques, una calandra específica, cristales tintados, llantas en color blanco, etc. Por dentro también había cambios como un volante Momo o unos asientos Recaro, que no suponían una revolución, pero poco más era necesario.

De esta manera salió a la luz en 1997 el primer Civic en incorporar la denominación ‘Type-R’ que Honda tenía reservada para sus variantes más deportivas. Con los años, se lanzaron nuevas generaciones más avanzadas y sofisticadas, pero la EK9 sigue siendo recordada como la más especial entre los amantes del automovilismo JDM. 

Y además

Buscador de coches