Pasar al contenido principal

El falo-móvil, un coche para gente sin (o con) complejos

El diseñador ha dejado poco a la imaginación

Imagen de perfil de Javier Prieto

El falo-móvil o el coche con forma de pene es una de las apuestas más atrevidas y transgresoras que jamás hemos visto. Sobre la base de un 'provocador' biplaza, fue fabricado en 1969 por Steve Paige. El presunto artista -no sabemos de qué-, dio rienda suelta a su (penosa) 'fertilidad' creativa y quizás a sus complejos con su diseño. Nunca se sabe lo que pudo tener metido en la cabeza este hombre para fabricar un engendro rodante como este.

No es de extrañar que falo-móvil o el coche con forma de pene solo recorriera  500 millas (805 Km) durante cinco años. No obstante en aquellos años, todavía con el movimiento hippie y los lemas relacionados con la libertad sexual, seguro que fue la estrella en más de una fiesta.

Dejando a un lado el evidente resultado estético, hay que decir que fabricar un vehículo así lleva su trabajo.  

Se mire por donde se mire, el falo-móvil, no deja a nadie indiferente. Pensamos que habría sido muy útil en despedidas de solter@s o en películas de cine par adultos, por poner un par de ejemplos. 

No, nos preguntes por su índice de 'penetración' del aire o Cx.

Fotos: carscoops.com

Lecturas recomendadas