Pasar al contenido principal

Así imaginó Skoda el futuro de los compactos en el año 2006

utilitario compacto prototipo concept futuro diseño clasico
Un utilitario con mucho rollo que inspiró a toda una generación.

¿Te acuerdas del Skoda Joyster? Te entiendo, el 99,9% de mortales tampoco. Pero este pequeño utilitario representa cómo veía Skoda el futuro de los compactos allá por el año 2006. Hoy, visto todo con perspectiva, podemos decir que aunque jamás llegó a la línea de montaje, sí inspiró a toda una generación de vehículos, especialmente al Skoda Fabia. Viendo esto: ¿Molaría un utilitario de Skoda?

Y es que al final el Skoda Fabia se puede considerar casi como un compacto, no como un utilitario del segmento A. Y viendo este, ofreciendo un diseño juvenil, deportivo, combinado con un interior amplio y luminoso, creo que es algo que podría funcionar. ¡Y como coche eléctrico ya ni te cuento!

El Skoda Joyster se presentó en el Salón de París del año 2006 y fue obra del diseñador Jens Manske, responsable de diseño de la firma checa por aquel entonces. El objetivo era crear un vehículo que irradiara amor, belleza y emoción. En palabras del actual jefe de diseño exterior de Skoda, Jiri Hadascok. 

 

Missing media item.

 

Lo primero que llama la atención son sus formas. Se trata de un vehículo muy compacto, con solo tres puertas, algo que en Skoda es una rara avis. El diseño es elegante, protagonizado por una línea de la ventanilla muy bien definida en la zaga y por un cristal ovalado, con el pilar A y B en negro, que le dota de una gran volatilidad. Recuerda, en cierta manera, a esos parabrisas curvados de Koenigsegg.

El morro es corto pero afilado y moderno, mientras que la zaga termina de manera contundente. Precisamente en la trasera destacan unos faros muy interesantes, que rodean toda la ventanilla trasera y que aportan músculo a un portón muy sencillo en sus formas. El escape central le da ese toque deportivo tan atractivo.

Todo el conjunto funciona de manera armoniosa, combinando detalles deportivos con una elegancia clásica y atemporal. Es un coche con 13 años en su haber y no se ve anticuado. Con cuatro toques aquí y allá, podría presentarse hoy en día sin ningún problema.

 

Un interior luminoso y espacioso

Si por algo destaca Skoda es por crear vehículos prácticos y con una gran habitabilidad. El interior del Skoda Joyster replica esa esencia en un formato compacto. El diseño interior es sencillo y se centra en el bienestar de los pasajeros. Ya en su día contaba con numerosos mandos y pantallas digitales que no se diferencian tanto a los que tenemos hoy en día, 13 años después.

 

utilitario compacto prototipo concept futuro diseño clasico

 

Destaca especialmente el techo panorámico de grandes dimensiones que aporta mucha luz y sensación de sosiego en el interior. El coche, como utilitario enfocado para ciudad, cuenta con cuatro plazas y soluciones muy interesantes como un maletero muy bien aprovechable y que incluso se puede convertir en dos pequeños asientos para un picnic.

 

Inspiración para otros modelos

Está claro que el Skoda Joyster fue un vehículo que gustó en su día y que muchos años después se sigue viendo atractivo. Skoda no se atrevió (o no le dejaron) a fabricar un vehículo tan pequeño (que por cierto me parece mucho más atractivo que el actual Skoda Citigo), pero este coche no fue diseñado en balde, ya que varios elementos llegaron a vehículos de calle.

 

utilitario compacto prototipo concept futuro diseño clasico

 

Por ejemplo, la forma de las ventanillas, con el pilar A oscurecido para tener mayor sensación de flotabilidad, llegó casi sin cambios al Skoda Yeti, igual que los faros traseros en forma vertical y rodeando a la ventanilla. El frontal también se utilizó para inspirar al último restyling del Skoda Fabia, mientras que en interior cuenta con muchos detalles que se han utilizado en el trio formado por el VW Up, el Seat Mii y el Skoda Citigo.

Sin duda, el Skoda Joyster es un vehículo atractivo e interesante. Es una lástima que nunca llegase a la producción, probablemente no casaba demasiado con el espíritu familiar y práctico de la firma checa, pero afortunadamente sus soluciones estéticas sí sobrevivieron y las pudimos ver en otros modelos de la marca. ¡Un prototipo que no merece caer en el olvido!

Más:

prototipos

Todo sobre Škoda

Modelos de Škoda más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches

Y además