Pasar al contenido principal

La increíble colección de coches de Brian Johnson, cantante de AC/DC: puro rock & roll

Brian dirige una banda automovilística de fama mundial.

Imagen de perfil de Javier Prieto

La increíble colección de coches de Brian Johnson, cantante de AC/DC, deja boquiabiertos a los privilegiados que visitan su mansión en Florida (Estados Unidos). Una vez dentro de la propiedad, da la sensación de estar en un museo del automóvil compuesto por algunas piezas verdaderamente únicas que forman parte de la velocidad.

Desde modelos de competición de los años 20, hasta los serie limitada más raritos, pasando por algunos caprichos burgueses, se dan cita en este fastuoso garaje. Ya sabes, más de 15 criaturas de Rolls-Royce, Ferrari, Bentley o Jaguar cuyo pedigrí está a la altura de los vehículos de Nick Mason, el batería de Pink FloydGeorge Harrison, Chuck Berry, o el mísmisimo Elvis Presley. Con una fortuna estimada en unos 220 millonazos de euros, el vocalista británico no tiene problemas para seguir acumulando carrazos en su casa.  

 

Un Lola T70 Mark de 1965

 

 

El que fuera miembro de la legendaria banda durante casi cuatro décadas (1980-2016), resulta muy popular en los círculos más exclusivos de los amantes de la gasolina. Por eso mismo suele pasarse por las concentraciones de vehículos más cool del mundo, como la de Monterrey (California).

 

El Phantom de Brian Johnson

 

Su otra gran pasión, además del micrófono, siempre fue el motor. De hecho, cuando arrancó su aventura artística, sus compis estaban preocupados por si sufría algún percance automovilístico. Pero el bueno de Brian, prometió que durante las giras mundiales no tocaría el volante ni se metería en ningún circuito. Y parece que (más o menos) cumplió su palabra.

 

Brian Johnson ACDC

 

Aquí donde le ves, este colega de 69 castañas es un auténtico petrolhead que no renuncia a seguir disfrutando casi a diario con sus juguetitos. Y ya que nosotros no podemos conducirlos, al menos te abrimos las puertas de su paraíso para que respires una atmósfera muy especial en la que el oxígeno ha sido sustituido por los octanos.

Por cierto, ¿sabías que el año pasado tuvo que retirarse de la música por unos graves problemas auditivos? Dicha dolencia le sobrevino por su excesiva exposición al sonido de los potentes motores durante varias décadas. 

 

Brian y sus coches

 

La joya de la corona

Arrancamos este repaso a los coches de Brian Johnson con su favorito. Nos referimos a un impresionante un Bentley Vanden Plas Le Mans Tourer - Thunder guts de 1928. Cuando habla de esta maravilla se le iluminan los ojos. El rockero afirma que rezuma estilo inglés -su color se llama British racing green- por sus cuatro costados.

 

Un Bentley Vanden Plas Le Mans Tourer - THUNDER GUTS de 1928

 

Pero pone el acento en el verdadero reto que supone esta bestia y que, además de mucho dinero, hay que tener un par de cojines para conducirlo.No en vano muchos pilotos han muerto en el intento. En su opinión, este enfant terrible podría ser el primo pequeño de Ferrari. Admirando esta obra de arte, resulta evidente que el amigo de la gorra sabe muuuucho de bugas.  

 

Lola T70 Mark 1

Como ya podrás suponer este Lola T70 Mark 1 de 1968 es otro de los coches de Brian Johnson que más nos mola. De este monumento solo se produjeron 15 unidades, siendo esta la última de ellas. Propulsado por un V8 de 640 caballos de Ford, es capaz de descabalgar a los jinetes más expertos. Sobre sus sensaciones ha asegurado que "si existe algo que te pueda acongojar en la vida, es esta bestia". Sobre el sonido de su mecánica, uno de los que más le cautiva, ha llegado a decir: "Canto rock & roll en una banda de rock. Pero no hay música como la de este vehículo".

Brian a lomos de su Lola T70 Spyder de 1965 en Monterrey

 

Ferrari 458 Italia, uno de sus ojitos derechos 

Aunque el 458 Italia no sea uno de los coches de Brian Johnson más caros de su flota, está entre sus favoritos. Así lo ha asegurado su propietario: " Simplemente amo este automóvil. Probablemente sea uno de los Ferrari más bonitos que jamás he visto desde el Dino o el 250 testa Rossa. Además, me mola todo: su velocidad, estilo y confort. Se conduce como la seda y me siento genial en él". Palabra de petrolhead. No se diga más.

 

El Ferrari 458 Italia, uno de los coches más bonitos para el rockero

 

Jaguar F-Type Project 7, 'prototipo' de exclusividad

Como buen inglés, aunque su grupo de música sea de origen australiano, no podía faltar alguna delicatessen autóctona. Y ese honor le corresponde a este a-lu-ci-nan-te Jaguar F-Type Project 7, una serie limitada de 250 unidades con la que la marca británica conmemoró el 60 aniversario del lanzamiento del Jaguar D-Type. Su V8 de 560 jacos te lanzan a 300 km/h en un pispás mientras suena el temazo "Autopista hacia el cielo". ¿Precio? Ni se sabe.

 

El Jaguar F-Type Project 7

 

Un cabrio muy burgués

Acostumbrados a la rebeldía de sus letras, nos ha sorprendido encontrarnos con un pedazo Rolls Phantom Cabriolet entre los coches de Brian Johnson. Pero, ¿quién puede resistirse a sus encantos ? Es la montura ideal para disfrutar de un día soleado. Otra buena elección y muy british.

El Rolls Phantom del amigo Brian

 

Pues si lo que has visto hasta ahora de los coches de Brian Johnson te ha flipado, no sabes lo que te espera en nuestra galería porque la leyenda del rock nos muestra en persona sus tesoros.Ah, y si eres un mitómano tampoco te pierdas lo que tienes debajo de estas palabras.

 

Y además