Pasar al contenido principal

Lo peor de lo peor del Salón de Ginebra 2017: ¡mis ojos!

Y es que en Ginebra no es oro todo lo que reluce.

Esto es lo peor de lo peor del Salón de Ginebra 2017, lo coches más feos, los prototipos más infumables o las preparaciones más terroríficas. Y es que a veces, las ganas de innovar, hacen que el ser humano sobrepase la raya del buen gusto con una facilidad pasmosa. Estoy convencido que, entre las preparaciones del Salón de Ginebra 2017, habría más de un ejemplar que tú pondrías también en esta lista, yo he puesto los dos que menos me han gustado.

Te interesa: lo más de lo más del Salón de Ginebra 2017

Hacer un superdeportivo de altas prestaciones y presentarlo en el Salón de Ginebra 2017 siempre debe ser un motivo de orgullo, pero cuando este parece sacado de un cómic o de la agenda de un niño aburrido en la escuela, mal asunto: es el caso de la marca Sin Cars -sí, hasta el nombre no hay por dónde cogerlo. Se trata de un deportivo británico que se ha bautizado como R1 550 y que, pese a tener un frontal bastante interesante, algo barroco pero aceptable, por detrás es un auténtico despropósito. Hace daño a los ojos y su V8 de 7 litros y 550 CV, parece tan desbarajustado como el resto del conjunto: un motor que podría ser del año 95. En fin.

Como te decía, las preparaciones son protagonistas en Ginebra: Mansory es especialista en crear auténticas locuras sobre cuatro ruedas. Objetos llamativos con los materiales más exóticos y caros que existen para satisfacer a aquellos clientes que buscan siempre la máxima exclusividad, sin tener en cuenta la belleza (al menos esto es algo subjetivo). 

 

 

La fibra de carbono forjada es, sin duda, la gran protagonista del Salón de Ginebra 2017, al menos en lo que a materiales se refiere: el Lamborghini Huracán Performante es la principal novedad en utilizarla, muy útil para crear el alerón trasero hueco. Lo pero que tiene, sin duda, es ese aspecto de mármol brillante: en ciertos detalles, todavía, pero si metes todo el capó de ese material, el precioso Rolls-Royce Dawn pasa a ser una estúpida encimera de una cocina. ¡De locos! No te pierdas el resto de aberraciones entre las novedades del Salón de Ginebra 2017, aunque para pasar el mal trago, te recomiendo que eches un vistazo a los clásicos más adorables del Salón de Ginebra, ¡esos sí que molan!

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear