Pasar al contenido principal

Homenaje a Roger Moore: los mejores y los peores coches de James Bond

El tercer James Bond de la saga, Roger Moore, ha muerto. Desde aquí le hacemos un pequeño homenaje con esta entrega de los mejores y los peores coches de James Bond.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

El mundo del cine está de luto hoy. Roger Moore ha muerto. El que fue uno de los James Bond más conocidos de la saga ha fallecido en Suiza a la edad de 89 años a causa de un cáncer. Top Gear quiere hacer un homenaje al actor británico haciendo un repaso a los mejores y peores coches de James Bond de todos los tiempos.

Roger Moore fue el tercer James Bond de la conocida saga de películas de 007. El agente con licencia para matar sucedió a Sean Connery y George Lazenby en la peligrosa tarea de proteger a la Corona británica. El fallecido Roger Moore interpretó a James Bond en siete películas producidas entre los años 1973 y 1985.

Los coches de James Bond


A lo largo de 24 películas y 53 años, el agente secreto 007 siempre se ha desplazado en vehículos de empresa. Algunos han sido gloriosos. Otros, no tanto. En este listado de coches de James Bond (James Herbert Bond, por si no sabías su segundo nombre) vamos a ver los mejores y los peores, empezando por los buenos. La lista se inaugura con el BMW Z8 que ves bajo estas líneas, pero tienes muchos más en la galería. No te los pierdas y dinos cuál es tu favorito. Será difícil elegir, a fin d cuentas, son todos coches de película...

Los buenos

BMW Z8 – El mundo nunca es suficiente

Coches de James Bond (I)

Quizá fuera uno de esos momentos en los que era un poco doloroso ver cómo realizaban una publicidad tan descarada del modelo, pero cuando el Z8 apareció en la película, en 1999, al menos estaba hecho a medida para Bond. Por si lo has olvidado, se trata de un esbelto biplaza con propulsión trasera y descapotable, un roadster en toda regla que BMW produjo desde finales de los años 90 y hasta 2003 gracias a un equipo capitaneado por Chris Bangle. Su diseño era obra de un tal Henry Fisker (efectivamente, el mismo del Karma o los Aston Martin DB9 y V8 Vantage).

Aston Martin Vantage 2018: el nuevo juguete de James Bond.

EL Z8 era un coche de estilo retro precioso y tenía lo necesario para adaptarse al espectáculo, impulsado como estaba por el motor del M5 E39: un V8 de 405 CV, 501 Nm y un 0 a 100 por debajo de 5 segundos, suficiente para escapar de los secuaces de Renard, el malo de la película.

Con las especificaciones del servicio secreto de Q, al parecer tenía un blindaje de titanio, head-up display y seis portavasos, si bien el asistente de Q (un papel que interpretaba John Cleese) no mencionó muchas cosas más. Pareció olvidar el misil tierra-aire que 007 usó más tarde para derribar un helicóptero… Ah, el titanio no sirvió de mucho para evitar que cortaran el Z8 en dos. De todos los coches de James Bond que tenían que morir, debía ser, bien, no un Z8 de verdad, sino una réplica Cobra vestida con los paneles del Z8.

Entra en la galería al principio de la noticia para seguir viendo cuáles son los mejores y peores coches de James Bond…

Lecturas recomendadas