Pasar al contenido principal

Nissan Juke o Mazda CX-3, ¿cuál comprar?

En busca del mejor SUV compacto japonés.

suv compacto cual comprar elegir frontal coches japoneses

Nissan Juke o Mazda CX-3. Probablemente, si en tu cabeza existe la percepción de que Japón es sinónimo de calidad y de coches nuevos bien hechos, es probable que estos dos vehículos te vengan a la cabeza si estás pensando en subirte al carro de uno de los segmentos más pujantes del mercado: el de los SUV compactos o SUV-B. Sí, son pequeños, sí, tienen un diseño interesante y sí, podrían ser mejores en calidad respecto a sus vecinos coreanos o sobre algún que otro representante europeo. ¿Son una buena compra? ¿Cuál elegir? Nissan Juke o Mazda CX-3, ¿cuál comprar?

 

Nissan Juke o Mazda CX-3: diseño

El Citroën C3 Aircross o el Kia Stonic son buenos ejemplos de lo que te hablaba: rivales directos pero quizás algo por detrás en términos de calidad pero con una imagen muy moderna y atractiva. ¡Al Nissan Juke no se le puede decir que no tenga un diseño particular! Lleva ya muchos años con nosotros y la verdad es que una renovación no le vendría mal para seguir el ritmo de sus rivales: no obstante, ese frontal afilado, con doble faro, y muchos detalles únicos lo siguen haciendo único y especial. Es sin duda el que tiene una mayor personalidad en esta comparativa.

 

 

Y es que el diseño del Mazda CX-3 es más convencional, sin decir con ello que sea aburrido: su frontal es también bastante afilado y destaca una línea lateral con un diseño muy fluido y con mucho músculo en la parte trasera. Es más tradicional, sí, pero estoy convencido que resultará más atractivo para un mayor porcentaje de la población. ¡Estéticamente impecable!

 

Nissan Juke o Mazda CX-3: interior

La diferencia de edad entre uno y otro se nota especialmente en el interior: el Nissan lleva entre nosotros desde el año 2010 casi sin cambios, especialmente en el interior: su diseño se ve bastante desfasado y sus sistemas multimedias o de conectividad necesitan una evolución importante, basados por ejemplo en el de su hermano el Nissan Leaf. El Mazda CX-3 fue lanzado al mercado más tarde, en 2012, y ya sufrió una renovación importante a finales de 2016: su diseño interior es minimalista y desprende una mayor sensación de calidad. Se ve más moderno y mejor hecho.

 

Mazda CX-3 interior
Mazda CX-3 interior

 

En cuanto a habitabilidad, pocos cambios: ninguno de los dos se puede considerar un coche familiar. El Mazda es apenas 4 centímetros superior por batalla, una diferencia que puertas adentro no resulta suficiente como para marcar una diferencia de espacio importante. Los dos son bastante claustrofóbicos en las plazas traseras: suficiente para viajar en ellos pero no demasiado agradables en este sentido. En cuanto a la capacidad del maletero, muy similar entre ambos: 350 litros el Mazda, 354 litros el Nissan.

 

Nissan Juke o Mazda CX-3: comportamiento

Resulta interesante comprobar como ambos modelos tienen un comportamiento bastante eficaz sobre el asfalto. Son coches con un planteamiento mixto, entre urbano y extraurbano, son buenos en la ciudad gracias a sus dimensiones pero fuera de la urbe son coches agradables de conducir. El peso de la edad quizás haga que el Juke se sienta algo más tradicional, con una buena pisada pero con una dirección algo más blanda y una suspensión también ligeramente más confortable. El Mazda es un coche que sorprende en curvas por su agilidad y su puesta a punto bastante dinámica: si te gusta conducir, creo que es una opción más recomendable. 

 

 

Nissan Juke o Mazda CX-3: motores

La gama de motores es muy parecida: los dos cuentan con versiones muy interesantes entre los 100 y los 120 CV, tanto diésel como gasolina, que sin duda serán las más vendidas. Mazda dejó de lado el downsizing para seguir apostando por motores de cubicaje medio, como el motor 2.0 de gasolina con 120 CV. Este mismo motor también se encuentra con una versión de 150 CV, con tracción integral y cambio automático: el tope de gama. En el apartado diésel encontramos un 1.5 litros de 105 CV con un consumo medio de cuatro litros.

El Nissan, por su parte, cuenta también con dos motores clave en la zona media: un gasolina de 1.2 litros y 116 CV así como un diésel de 110 CV y un consumo medio también de cuatro litros. Por debajo, una opción poco recomendable de gasolina, atmosférica y de 94 CV y por encima, un gasolina de 190 CV que también resulta algo extraño en un coche así: este motor es la única posibilidad de montar tracción integral en el Juke.

 

Nissan Juke o Mazda CX-3: equipamiento

 

Nissan Juke interior
Nissan Juke interior

 

El equipamiento es bastante similar entre ambos, por lo que este apartado no será clave para elegir tu compra. Son coches japoneses, equipados con todo lo necesario para sobrevivir ahí fuera y con un nivel de calidad bastante interesante. El Nissan es el más veterano y eso se nota, mientras que el Mazda está más actualizado tanto a nivel de entretenimiento/conectividad como en cuanto a sistemas de ayuda a la conducción. No obstante, como te digo, pocas diferencias en este apartado.

 

Nissan Juke o Mazda CX-3: precio

¡Más similitudes aquí! El precio base de ambos coches es muy parecido, aunque hay que reconocer que Nissan aquí ofrece mejores ofertas que el Mazda: se puede conseguir un Juke por menos de 15.000 euros. El Mazda es más caro: en oferta su precio parte de los 18.195 euros con mantenimiento incluido. 

Bajo mi punto de vista, el Mazda está por encima del Juke en la mayoría de apartados: su diseño es más tradicional pero sin duda muy atractivo, su interior es minimalista y moderno y cuenta con una gama de motores Skyactiv muy interesantes. El Juke es todo un veterano ya en nuestro mercado: necesita una renovación urgente. No obstante, los japoneses ya deben tener amortizado a este pequeño SUV y lo ofrecer a un precio realmente interesante que puede atraer a muchos que busquen un pequeño SUV barato. Si realmente estás dispuesto a gastarte lo que cuesta el Mazda, quizás te convenga echar un vistazo al Nissan Qashqai.

Lecturas recomendadas