Pasar al contenido principal

Nueve averías de pesadilla en tu coche

Dan más miedo que los tertulianos de un programa de cotilleos...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Cierto, ya se ha celebrado Halloween (aquí tienes nuestros 10 coches que dan mucho miedo), pero si creéis que podéis soportar más historias terroríficas, echad un vistazo a estas nueve averías de pesadilla que proponen nuestros amigos de Jalopnik.

La rueda que desaparece

Habrás visto varios vídeos en los que la rueda de un vehículo, sencillamente, se escapa de su sitio en plena autopista. Suele ocurrir porque las juntas están defectuosas, los tornillos flojos… La consecuencia es la misma. Echa un ojo y dinos si no es horrible.

Quedarte sin aceite

Otra pesadilla de todo petrolhead… y más frecuente de lo que pensamos. No es la primera vez que alguien se olvida de poner el tapón en su sitio tras un cambio de aceite; la consecuencia es el temido gripaje del motor. Por suerte, antes de bloquearse del todo, suele avisar. Pero, si no lo hace… Ah, y recuerda que elementos como el diferencial o la caja de cambios también necesitan lubricación.

 

Los 15 coches con menos averías.

 

Pérdida de la dirección

Las probabilidades de que te ocurra lo que ves en el vídeo sobre estas líneas son muy bajas, por suerte, pero existen muchas otras formas de quedarte sin dirección… Cuida las juntas, por si acaso.

¡Sin frenos!

Aunque este vídeo es simplemente una demostración, es terrorífico. Sólo pensar en perder los frenos bajando un puerto de montaña debería tenerte despierto toda la noche… y también es una avería medianamente razonable si existe alguna fuga en el circuito.

Fuego

 

Las 5 averías más caras de tu coche.

 

Los fallos eléctricos son temibles de por sí, pero pueden llegar a convertirse en algo tan grave como un incendio. Llevar un extintor pequeño en el coche no es algo de flipados, amigos…

Fallos en la suspensión o en los ejes

El óxido podría jugar muy malas pasadas a tu vehículo, especialmente si se ensañara con las piezas clave, como los componentes de la amortiguación: piensa en un golpe seco (un bache, por ejemplo) que se transmita a la pieza dañada, provocando que ésta se parta. ¿No se te ponen los pelos de punta?

Monóxido de carbono

Una exposición demasiado prolongada al monóxido de carbono puede suponer la muerte, así que es importante que tu sistema de escape esté en buenas condiciones, con el fin de que este elemento no se introduzca en el habitáculo. Cuidado, de nuevo, con el temible óxido…

Reventón

 

Las averías en un coche... ¡que causas tú mismo!

 

No hablamos del Lamborghini, claro, sino del que podría sufrir uno de tus neumáticos. La sensación no es nada agradable, como bien sabe algún integrante de esta redacción…

Pirateo

Cierto, esto no es una avería de pesadilla… porque no hablamos de un fallo mecánico en sí. Pero también da mucho miedo. El número de componentes que se emplea para automatizar un coche crece cada día, lo que en teoría permitiría a alguna mente malvada tomar el control de tu vehículo. Piensa en la conducción autónoma. Si estás a punto de ponerte al volante con un gorro de papel de aluminio en la cabeza, lo comprendemos.

Lecturas recomendadas