Pasar al contenido principal

Opinión: ¿por qué se venden tantos Toyota C-HR?

¿Tiene sentido crear un SUV para la ciudad?

Todos los coches híbridos que puedes comprar - Toyota C-HR

El Toyota C-HR es un fenómeno digno de estudio y demuestra que hay variables que se nos pueden escapar de las manos. La prueba del Toyota C-HR nos demostró que su imagen era mucho más potente y deportivo que su rendimiento real, algo que no parece preocupar en exceso a sus posibles compradores. ¿Por qué se venden tantos Toyota C-HR? ¿Qué tiene para captar la atención de esta manera? Esta es mi opinión sobre el Toyota C-HR y su tremendo éxito en España.

¿Te van los coches híbridos? Échale un vistazo a todo el mercado disponible

El Toyota C-HR es un SUV híbrido que se vende muy bien en España: sí, pese a no contar con ninguna mecánica tradicional, diésel o de gasolina. Si quieres este SUV de Toyota tendrás que tener un híbrido, te guste o no, con sus cosas buenas y sus cosas malas. Un SUV es un coche pensado para viajar, para salir con el puntualmente fuera del asfalto, para poder viajar sin agobios de espacio y con un buen maletero. ¡Ah, y por supuesto con una imagen muy potente!

 

 

El Toyota C-HR es uno de los coches nuevos más espectaculares del mercado: futurista, agresivo, imponente. Es pequeño, pero hay que reconocer que los diseñadores de Toyota hicieron un gran trabajo. Entra por los ojos, eso nadie lo duda. Pero, más allá de eso, ¿qué más tiene? Creo que se podría considerar como un coche-marketing. Es la primera vez que uso ese término pero creo que no será la última: un coche para que se venda fácil, aunque si rascas y profundizas un poco más quizás te puedes dar cuenta que no es oro todo lo que reluce.

¿Por qué digo esto? Pues por varias razones. La principal es su opción mecánica: un sistema de propulsión híbrido de 122 CV formado por un motor de combustión de gasolina de 1.8 litros, 98 CV y 143 Nm de par que se asocia a un motor eléctrico de 53 kW (72 CV). Todo este sistema envía la potencia únicamente al eje delantero mediante una transmisión CVT de variador continuo. ¿En qué se traduce todo esto? 

 

Vídeo: así se las gasta el Toyota más emocionante de la década, el Yaris GRMN

 

Pues en una aceleración de cero a cien en 11 segundos, unas recuperaciones realmente memorables y un consumo que, lejos de la ciudad, donde el motor eléctrico sí es eficaz, se puede ir a los seis litros con suma facilidad. Corre poco y su beneficio de consumo, gracias al motor eléctrico, solamente es perceptible en la ciudad: ¡si al menos pudiera moverse únicamente en modo eléctrico! Pero no es el caso: el motor eléctrico del Toyota C-HR solamente hace acto de presencia al arrancar y al poner marcha atrás. ¡Oh, vaya!

Repito la pregunta: ¿tiene sentido crear un SUV para la ciudad? Pues parece ser que sí y ahí tiene Toyota sus números de ventas para dejar a cualquier crítico con el Toyota C-HR con cara de tonto. El Toyota C-HR, con 122 CV, tiene un precio de partida, en su acabado básico, de 24.750 euros. Sí, y eso no es lo único negativo: su interior tiene un diseño que entra por los ojos y la verdad es que en términos de calidad y demás no está mal, pero las cosas se ponen complicadas para los que tienen que viajar atrás: el acceso a las plazas traseras es malo, la habitabilidad también, aunque lo peor es su sensación de agobio: el diseño hace que las plazas traseras tengan una ventanilla excesivamente pequeña.

 

SUV detras ventanilla trasera

 

Repito la pregunta: ¿por qué se venden tantos Toyota C-HR? Por comparar: un Skoda Karoq es nuevo, moderno y su imagen también es bastante interesante. Mide 4,38 metros, unos dos centímetros más largo que el Toyota. También es más ancho y largo, con una habitabilidad interior mucho mejor. Su motor diésel de 115 CV es capaz de acelerar en 10,7 segundos, más rápido que el Toyota, y su consumo medio es de 4,6 litros: consumirá más en ciudad, eso seguro, pero fuera de ella, su consumo será muy inferior. Mejores prestaciones, mejores consumos fuera de ciudad, mejor habitabilidad interior. ¿Su precio? 20.140 euros. ¡4.500 euros más barato! 

Vuelvo a realizar la pregunta: ¿por qué se venden tantos Toyota C-HR? Porque Toyota es muy lista y ha dado a la gente justo lo que quiere. Un SUV compacto con un diseño espectacular, arrebatador. Un SUV creado para ciudad, para lucir palmito, con un sistema de propulsión híbrido que hará que tu cuñado te admire, serás el más Eco del grupo y eso amigos, eso no tiene precio. Da igual que sea peor que su competencia en todo lo demás: la gente se compra los coches nuevos con el estómago, en vez de con la cabeza, y lo único que se puede hacer al respecto es aplaudir a Toyota. Ha sabido tocar la tecla adecuada y, vuelvo a repetir, las cifras de ventas no dejan ninguna duda: el Toyota C-HR es un rotundo éxito.

La gama del Toyota C-HR, aquí

Lecturas recomendadas