Pasar al contenido principal

Prueba DS3 Dark Side: no te fíes solo de las apariencias...

Nos ponemos al volante de la versión diésel más elegante del urbano francés.

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Prueba DS3 Dark Side

Hay momentos en la vida que son especiales...  y sin duda, la prueba del DS3 Dark Side lo es. Bueno, no es el coche en sí mismo, que no presenta ninguna novedad respecto al modelo que ya conocíamos, sino más bien la edición limitada que le acompaña.  Te darás cuenta en cuanto cojas la llave, creada a partir de titanio e impresión 3D, y lo afirmarás en cuanto lo veas por primera vez gracias a la pintura que le acompaña.

Resulta que la carrocería del DS3 Dark Side es muy atractiva gracias al color gris ‘shark’ mate, que presenta una serie de dibujos geométricos en 3D creados a partir de vinilo recortado y sobre los que después se ha aplicado la pintura. ¿Especial? Ya lo creo… 

 

 

Para el techo puedes elegir dos colores: Gris Aluminium o Negro Perla Nera (el que lleva el DS3 Dark Side de mi prueba), lo que crea un revestimiento bitono bastante pintón que deja claro que al DS3 Dark Side le va lo de presumir… Las carcasas para los retrovisores, también en Negro Perla Nera, y las llantas de aleación de 17 pulgadas rematan el conjunto. 

 

Prueba DS3 Dark Side: un vistazo al interior

 

Dentro del habitáculo, la fiesta de la elegancia continúa. Y es que el interior del DS3 Dark Side quiere dar esa sensación de estar en un coche diferente y de gama alta y se apoya para ello en el cuero negro, que es protagonista en los asientos, la empuñadura de la palanca de cambios y el volante. 

Para los embellecedores de las manetas interiores de las puertas se ha decidido usar de nuevo la impresión 3D en titanio perforado. El diseño es agradable y minimalista, pero me pregunto que pasará si dentro de un tiempo Don Limpio decide hacer ahí dentro la prueba del algodón…

 

DS3 Dark Side

 

El habitáculo del DS3 Dark Side está cuidado, no hay duda, pero hay cosas que fallan. Es cierto que encontramos materiales nobles, pero otros quedan un poco descolgados. Ejemplo: el plástico duro y brillante del salpicadero, que no parece encajar ahí dentro, y el reflejo de la luz sobre él en los túneles resulta un tanto incómodo mientras se circula…

Echo en falta, por ejemplo, un volante multifunción que acompañe a un equipamiento bastante completo que incluye pantalla táctil de 7 pulgadas, con una interfaz moderna e intuitiva y 'Mirrorlink', compatible con Apple CarPlay y Android Auto, climatizador automático o sensores de aparcamiento, con cámara de visión trasera, entre otros. 

Estamos hablando de un urbano, así que tampoco esperes espacio por doquier. Aun así, estaría bien encontrar algún hueco más generoso en el túnel central para los objetos personales. Respecto al maletero, con 285 litros, te permitirá como mucho cargar un par de maletas de tamaño medio, aunque sus cotas no le dejan mal parado en el segmento (un Fiat 500 ofrece 185 litros). 


Prueba del DS3 Dark Side BlueHDi 100 CV: en marcha

 

La edición especial Dark Side del DS3 está disponible para los motores PureTech de gasolina con 110 CV y cambio manual de cinco velocidades o automática EAT6 y BlueHDi diésel de 100 CV, con cambio manual de cinco marchas. Precisamente, este es el que monta el DS3 Dark Side que estoy probando. 

El coche pesa 1.085 kg y su bloque ofrece 100 CV a 3.750 rpm - potencia más que suficiente para moverse con soltura. Y es que empuja con fuerza desde bajas vueltas y a pesar de que el cambio -con un tacto muy agradable- solo tiene 5 relaciones, va como un tiro en carretera y a velocidades de crucero tampoco te pide una sexta, ya que estamos ante un bloque muy elástico. Ahora bien, quizá podrían darle otra vuelta de tuerca al consumo si la hubiera… aunque no es un coche tragón: el consumo mixto es de 5,4 litros

No te pierdas: DS lanzará cuatro grandes novedades de aquí a 2020

Es, por tanto, cumplidor, aunque la dirección no es tan precisa como me gustaría para un coche destinado a callejear por la ciudad. Aun así, su chasis está bastante equilibrado y ante carreteras con curvas, podrás disfrutar de él sin acusar subviraje. Y créeme, por muy refinado que parezca… ¡el DS3 Dark Side se presta a que le lleves alegre! (aunque tampoco te emociones demasiado, no estamos hablando del DS3 Performance). 

Quizá la suspensión podría ser un poco más amable y menos rígida, pero los pasajeros tampoco se te quejarán si ocasionalmente tienes que llevarles por zonas con el asfalto en mal estado. Ahora bien, puede que a los de los asientos traseros tampoco les oigas si te dicen algo… Hay demasiado ruido en el habitáculo, que no está muy bien insonorizado, y las llantas de 17 pulgadas tampoco ayudan.

 

 

Conclusión

No es la primera vez que DS nos sorprende con una versión tan particular del DS3 como esta -¿recuerdas el DS3 Givenchy o el Performance Line?- pero lo cierto es que se trata de un coche que ya empieza a acusar su edad -se presentó por primera vez en 2010- y hay que mantenerlo lo más fresco posible. Esta es una buena forma de hacerlo. 

Si buscas un urbano, tampoco necesitas un extra de espacio y eres un ‘fashion victim’, el DS3 edición especial Dark Side puede ser tu coche. Tiene un comportamiento alegre y diferente. Ahora bien, querer diferenciarse del resto tiene un precio, pues por el DS3 Dark Side de mi prueba tendrás que pagar 24.580 euros… Si optas por la versión gasolina DS3 PureTech 110 con cambio manual, 23.580 euros y si a esta le añades cambio automático, 24.800 euros.

Lecturas recomendadas