Pasar al contenido principal

Sale a subasta el Fiat 500 Limusina de la película Zoolander

Sé que ahora mismo te preguntas qué demonios acabas de ver...

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Vale, sé que al pensar en coches de cine a tu cabeza vendrán imágenes como las de los espectaculares Ford Mustang de Bullitt o del Shelby GT500 de 60 Segundos -aquí tienes a Eleanor de Lego-. Pero por ahí se han rodado muchos filmes de lo más variado... con protagonistas realmente especiales convertidos ahora en piezas de coleccionista: sale a subasta el Fiat 500 Limusina de la película Zoolander. Y hay gente interesada en comprarlo. 

Las 10 mejores películas de coches

Aunque te pueda parecer una locura, este modelo no fue creado ex profeso para servir como vehículo a Ben Stiller y compañía en la segunda parte de Zoolander estrenada en 2016. Esta particular abominación creación nació de la mente de Agostino Gicci, un especialista en el pequeño modelo italiano que, empleando piezas de un Fiat 500 F y de un Giardinera, tardó todo un año en dar por terminado uno de los proyectos más locos en los que se haya embarcado jamás. Para darle movimiento al conjunto emplea un bloque de 700 centímetros cúbicos con menos de 2.000 kilómetros desde su reconstrucción completa, que también contempló la dotación de elementos de lujo a su habitáculo como un minibar y todos los paneles interiores realizados en madera de caoba. 

Ahora la casa de subastas de coches Catawiki ha sido la elegida para buscarle un nuevo dueño en la subasta del Fiat 500 Limusina de la película Zoolander, que estima obtener por él entre 45.000 y 58.000 euros. ¿Crees que es una locura? Por el momento ya hay más de 10 pujas y la actual supera los 20.000 euros -aquí tienes unos cuantos clásicos en los que invertir mejor ese dinero-. Lo quieres, ¿verdad? Yo tampoco.

Lecturas recomendadas