Pasar al contenido principal

¿Tienes un McLaren 720S pero siempre has querido un Senna GTR? Disfrázalo por 15.000 euros

McLaren 720S con kit de McLaren Senna GTR
DarwinPro

¿Personalización interesante o un 'quiero y no puedo'?

Antes de comenzar, vamos a ponernos en una situación hipotética: el McLaren Senna GTR es el coche de tus sueños, ansías con todas tus fuerzas tenerlo en tu garaje. Sin embargo, por desgracia no tienes alrededor de 1,4 millones de euros en el banco y te tienes que “conformar” con unos 300.000. ¿Qué puedes hacer? Obviamente, comprar un 720S y transformarlo estéticamente en un Senna GTR.

Siendo realistas, no mucha gente se verá en esta situación y seguro que no habíais pensado en esta posibilidad, pero es lo que ofrece la compañía estadounidense DarwinPro. Por el módico precio de 15.000 euros, te pueden vender uno de sus kit estéticos que transforman a cualquier McLaren 720S en este aclamado modelo del fabricante británico.

Obviamente, seguirás conduciendo el mismo coche, con su mismo motor V8 de 4 litros biturbo de 720 CV. Es verdad que esto no es ni mucho menos una tragedia, pero el rendimiento será claramente inferior al del modelo al que imita, que se lanzó como una variante de circuito del Senna, el superdeportivo presentado en 2018 cuyo nombre hace homenaje al legendario piloto de Fórmula 1 Ayrton Senna. 

El kit consiste en una amplia cantidad de elementos de fibra de carbono como el splitter delantero o el capó. De hecho, incluso el frontal queda modificado para imitar al Senna. Asimismo, el coche recibe unos faldones de mayor tamaño, un nuevo difusor trasero, la característica aleta de tiburón en la zona de la luneta trasera y el gran alerón trasero tan reconocible. Todo se completa con una combinación de colores en azul y negro similar a la del Senna, así como se añaden algunas inscripciones en la carrocería.

Lo cierto es que, si le echas un vistazo rápido al coche, es posible que lo confundas con un Senna GTR. Eso sí, si te fijas en la trasera del 720S o en la falta de las llantas que normalmente monta el modelo de competición, es fácil adivinar que se trata de una imitación a partir de otro McLaren. La idea no carece de originalidad, claro está. Sin embargo, un servidor siempre ha pensado que es más digno conducir cualquier coche tal y como es -por mucho que sea una variante inferior- que tratar de hacerlo pasar por otro modelo, ya sea un McLaren 720S disfrazado de Senna GTR o un BMW 318i disfrazado de M3. En cualquier caso, cada cual es libre de actuar como prefiera.  

Y además

Buscador de coches