Pasar al contenido principal

Vídeo: el tipo que recuperó su coche robado gracias a Internet... y una pegatina

Da para hacer una película. De las malas. Pero una película.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
La historia del tipo que recuperó su coche robado gracias a Internet... y una pegatina

Salvo que vivas dentro de una cueva, debes saber que la Red es la herramienta más útil que se ha creado desde la llave inglesa. Hoy te traigo una historia increíble que hará que recuperes la fe en el ser humano... y en su infinita capacidad para sacar partido a ser hortera: el tipo que recuperó su coche robado gracias a Internet y una pegatina. Va completamente en serio, sucedió en Estados Unidos -¿dónde, si no?- y en el siguiente vídeo puedes escucharla relatada por su propio protagonista: 

 

 

Para quien no entienda la noble lengua de Shakespeare, el resumen que se puede hacer de su vivencia es el siguiente: Alex Farrington es un petrolhead yanqui que durante años había preparado y disfrutado de un BMW M3 -como el del tipo que salvó sus coches del huracán Harvey- dentro de los distintos circuitos estadounidenses. Como es lógico el coche siempre había dormido en garaje... hasta que su propietario decidió comprar un nuevo Mercedes que desterraría a la bestia bávara de su hogar. Para no ir muy lejos, en realidad: a partir de ese momento el M comenzó a descansar dentro del remolque en el que era trasladado a los distintos trazados para disputar sus preceptivas tandas -aquí los mejores consejos para que no sean una pesadilla-

Ojo: los 10 coches más robados en España

Pero la desgracia no tardaría en cebarse con el bueno de Farrington: exactamente 10 días después de haberle buscado a su BMW un nuevo dormitorio alguien decidió robarle el remolque... sin saber lo que tenía dentro. Tras varios meses saturando las redes sociales y foros con mensajes que informaban de la desaparición de su remolque y su preciado interior, Álex recibió una llamada esperanzadora: "¿has perdido un coche de carreras dentro de un remolque? Lo tengo yo", dijeron al otro lado de la línea. 

 

 

Afortunadamente, el nuevo dueño de su remolque robado indagó en Internet al ver el coche que había en su interior y, gracias a la pegatina que lucía la ventanilla trasera, logró atar los cabos suficientes como para saber que se trataba del perdido por el protagonista del vídeo. El coche volvió a las manos de Farrington en poco tiempo y sólo perdió 2.000 dólares por el camino que se fueron en darle una recompensa al comprador ilegítimo de su propiedad, reparar los daños producidos en su remolque... y el coste de extraerlo junto con el coche del depósito de la Policía una vez recuperado por ellos. Ah, sí: de todas las piezas de alto rendimiento instaladas los ladrones sólo le sustrajeron las llantas y el volante. Dejando los jugosos asientos de competición y un completísimo equipo de frenos firmado por Brembo intactos. 

¿Te ha gustado la historia del tipo que recuperó su coche robado gracias a Internet y una pegatina? Yo saco en claro una moraleja muy interesante: ser un verdadero macarra a veces tiene recompensa. ¿No crees?

Lecturas recomendadas