Pasar al contenido principal

Zenvo TSR-S 2018, un misil matriculable con 1.194 caballos

1.194 jacos bajo el capó le permiten pasar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y pillar los 350 km/h. No está mal para una versión de calle.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Zenvo TSR-S 2018

Más maderaaaaaa desde el Salón de Ginebra 2018. ¿Te moló el Aston Martin Valkyrie AMR Pro? Pues aquí llega otro híperdeportivo. Prepárate para disfrutar con el nuevo Zenvo TSR-S. Se trata de la versión matriculable del TSR, amo y señor de los circuitos, el cual a su vez derivaba del TS1 de competición.  

Así las cosas, el tercer miembro de la familia del fabricante danés Zenvo Automovitive, nos ha dejado ojipláticos. Y es que a pesar de que se han dulcificado algunos de los aspectos heredados de su hermano mayor, el nuevo TSR-S es una fiera del asfalto... con la que ahora podrás ir de compras.

 

 

Estética a lo Batmóvil

El diseño radical de su carrocería fabricada con fibra de carbono deja muy claro el ADN del bicho.¡Qué líneas más agresivas y extremas! Solo con (ad)mirarle, aunque sea de lado, te intimida. La combinación bitono en negro y rojo expresa a las claras el pedigrí racingbdel animalito del asfalto.

El kit aerodinámico está entre lo más llamativo, si es que hay algo que no lo sea, del Zenvo TSR-S. Sobre el capó luce dos grandes tomas de aire, además de un splitter generoso atravesado por una franja naranja y unos pasos de rueda ensanchadísimos. El morro nos recuerdas las fauces de un tiburón a punto d3 devorar a sus enemigos.

No obstante, lo verdaderamente hardcore del TSR-S se encuentra en su zaga. Allí destaca un generoso difusor y un des-co-mu-nal alerón trasero que parece un andamio, ideal para planchar en él. Precisamente dicho apéndice monta dos brazos brazos hidráulicos que lo hacen regulable y genera un gran comportamiento aerodinámico.

 

 

Corazón poderoso con tres modos

La fiera posee un corazón V8, 5,8 litros sobrealimentado y 1.194 purasangre, asociado a una transmisión secuencial de siete relaciones. Acelera de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y hasta los 200 en 6,8 segundos, además de tener una velocidad punta de 325 km/h.

Asimismo el Zenvo TSR-S posee tres modos de entrega de potencia, llamados Minimun, IQ y Maximum. En la primera configuración, el propulsor (capado) rinde hasta los 700 caballos, mientras que en la otras dos restantes lo da todo, aunque en el caso del IQ se supone que esa caballería se adapta a la carretera. Esto último no lo tenemos muy claro.

La verdad es no están nada mal estas cifras del misil danés para un vehículo que ha adaptado el set-up para rodar por las calles de tu barrio y del nuestro. Bueno, si finalmente te haces con un TSR-S, dinos qué tal va. 

 

 

 

Lecturas recomendadas