Pasar al contenido principal

Audi G-Tron: ¿una alternativa real a los combustibles fósiles?

El gas natural como alternativa de eficiencia.

GNC Gas natural comprimido alternativa compacto

Recientemente, un informe de la Unión Europea afirmaba que España era uno de los países con una fiscalidad hacia los combustibles fósiles y contaminantes más benévola. Esto hace que los combustibles tradicionales todavía tengan un peso más que relevante entre los coches nuevos, dejando combustibles alternativos como la electricidad o el gas natural comprimido como un ‘Plan B’ que todavía pocos se atreven a elegir. ¿Si el diésel o la gasolina están baratos, para qué probar cosas raras? ¿Es interesante la tecnología Audi G-Tron? ¿Vale más la pena tirarte la manta a la cabeza, comprar una pegatina de 'fuck the fuel economy' y comprar un Audi RS6 de segunda mano?

Te interesa: todas las novedades del Salón de Ginebra 2018

Digo esto, porque el Gas Natural Comprimido o GNC, que está intentando popularizar el Grupo Volkswagen, parece una alternativa fantástica al combustible tradicional: con el gas natural, el coche consume menos, el coste del gas es menor y encima se emite entre un 25 y un 30% menos de emisiones, ¿el fin de la gasolina barata?. Esto hace que el coche pueda incluso llevar la pegatina Eco y favorecerse de unos precios más que interesante: por ejemplo, el Audi A3 G-Tron es una de las versiones más baratas dentro de la gama del Audi A3. Ahora bien: ¿son los Audi G-Tron una alternativa a los combustibles tradicionales? ¿Es el gas natural la solución a nuestros problemas?

 

 

La verdad es que el conjunto tiene muy buena pinta. En el caso de Audi hablamos de dos depósitos de 7 kg de gas comprimido a 200 bares. Estos se encuentran situados en la parte trasera, más allá del depósito de gasolina. El GNC es un gas más volátil que el aire, por lo que el mayor miedo de quienes no conocen la tecnología (que se creen bolsas de gas tóxicas o explosiones) no tiene razón de ser.

A cambio, las ventajas son muchas: en conjunto, con el depósito de gas y de gasolina combinados, la autonomía alcanza los 1.300 km. El precio del gas es muy barato y si tienes la suerte de tener cerca una ‘gasinera’, el ahorro que puedes conseguir es muy interesante: para que te hagas una idea, el litro (kilo) de GNC cuesta unos 60 céntimos. Además, con la pegatina ECO no tendrás problemas a la hora de circular por el centro de las ciudades en casos puntuales de alta contaminación que en un futuro se pueden popularizar e incrementar.

 

GNC Gas natural comprimido alternativa compacto

 

¿Lo malo? Que la infraestructura de carga de gas es todavía muy escueta. ¿Te suena de la electricidad, eh? Al fin y al cabo en España la apuesta por los combustibles fósiles es total, algo un poco sin sentido sabiendo que España tiene que importar del exterior prácticamente la totalidad del combustible que utilizamos aquí. El precio de la gasolina es clave para entender la ausencia de este tipo de tecnología y su desconocimiento. Por ejemplo, en Italia, donde el precio de la gasolina se disparó de un día para otro debido a una subida de impuestos, el gas natural se ha popularizado de tal manera que por ejemplo, el Seat León más vendido allí, es la versión TGI propulsada por gas.

Dicen que la necesidad agudiza el ingenio y parece que los españoles todavía no han tenido que apostar por combustibles alternativos. La próxima subida de impuestos hacia el diésel y la gasolina podría hacer que cada día más gente pueda ver como una alternativa real el uso de combustibles alternativos como el GNC. Yo sin duda sí creo que este combustible tiene mucho que ofrecer en el medio plazo, aunque como no se desarrolle pronto, quizás la electricidad pueda pasarle por la derecha.

Toda la gama del Audi A3, aquí
 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear