Pasar al contenido principal

Un oso disfruta de un paseo en sidecar por Rusia. A-lu-ci-nan-te

¿No crees que en el país del vodka todo es posible? Mira el vídeo y nos cuentas

Imagen de perfil de Javier Prieto
Cómo hacer el oso en medio del tráfico

Vale. Es cierto que las calles y carreteras de todo el mundo son escenario de algunos hechos raritos y anecdóticos en el tema del motor. Que si un perro toca el claxon de un coche, que si otro cánido flipa con el drifting o que si un 'skater' de 4 patas bate un récord mundial. Vale, hasta ahí todo muy habitual. Ya se sabe que la 'fauna' automovilística puede ser de lo más variopinta... y salvaje.

 

 

Pero de ahí a lo que sucedió el pasado verano en Rusia, va un abismo. Resulta que un oso, si has leído bien un oso, se paseó montado en el sidecar de una moto como si fuera un humano por Arjánguelsk, una ciudad al norte del país. Pero espera, porque esa es la parte más normal -si es que eso existe- de esta historia. El peludo amigo, que disfrutaba a lo grande de su paseo, no dudó en hacer cortes de manga a diestro y siniestro a los sorprendidos conductores que graban la escena. 

 

 

Como te puedes imaginar, el plantígrado fue dejando a su paso toda una colección de sonrisas y caras de estupefacción. No es para menos. Sin embargo, lo mejor llegó cuando el oso del sidecar se vio atrapado en un atasco de tráfico. ¿Qué hizo? Pues lo mismo que tú y yo, ponerse a tocar la bocina -trompeta, en su caso-, taparse los ojos, dar un recital de peinetas y cabrearse como un mono oso. No digas que el comportamiento del bicho no fue calcado al de cualquier automovilista.

 

 

Al parecer, el oso del sidecar está amaestrado, ya que supuestamente pertenece a un circo que actúa en la nación del vodka. ¿A qué mola la historia de hoy? No obstante, pensamos que el pasajero de la moto debería ponerse el casco.  Ya estamos ansiosos de verle de nuevo en acción, o mejor dicho, en circulación. Algunas fuentes consultadas insinúan que se puede tratar de una reencarnación motera del famoso oso Misha, extremo que no hemos podido confirmar. Si es que lo que no pase en Rusia...

Foto portada: YouTube.

 

Más:

Frikadas

Y además