Pasar al contenido principal

Bentley S2 Continental Flying Spur: ¡60 años de innovación y lujo!

Con el nuevo Flying Spur a la vuelta de la esquina, toca conocer a su abuelo.

lujo britanico sedan

El Bentley S2 Continental Flying Spur es un perfecto desconocido, pero no debería serlo: fijo algunas de las bases de la empresa tal como la conocemos hoy en día. Y es que este sedán de súper lujo apostaba por la tecnología, el máximo refinamiento y las prestaciones, valores que siguen hoy presentes en Bentley y en algunos de sus modelos, como el Bentley Continental GT o el futuro Bentley Flying Spur.

Por poner un ejemplo de la trascendencia histórica de este modelo: el Bentley S2 Continental Flying Spur fue lanzado en 1959 y en ese momento estrenó un nuevo motor fabricado completamente en aluminio de 8 cilindros en V, con 6.2 litros de cilindrada, que mejoraba notablemente las prestaciones respecto a sus antecesores. El motor fue tan bueno que el actual V8 que monta el Bentley Mulsanne hoy tiene su origen en este motor. ¡De hace 60 años!

 

 

Pero esta no fue la única de las innovaciones de este modelo clave para la historia de Bentley. Este elegante sedán incorporaba elementos como la dirección asistida, control electrónico de la suspensión, transmisión automática o elevalunas eléctricos. Insisto: en 1959. Esto convirtió al Bentley Continental Flying Spur en uno de los coches más tecnológicos y lujosos de su tiempo, una obra de arte de la ingeniería británica.

Y es que más allá del lujo clásico de Bentley, consistente en poner mucha madera y utilizar cuero de la mejor calidad, este modelo dio un paso de gigante hacia la innovación: el lujo es tener elementos que faciliten la vida a sus pasajeros. Por ejemplo, gracias al extra de potencia del motor se pudo instalar un sistema de climatización mucho más eficaz. 

Todas estas mejoras hicieron que el nombre ‘Flying Spur’ poco a poco fuese asociándose al lujo y a la innovación. Desde 1959 a 1962, cuando estuvo a la venta esta versión, se comercializaron 1.900 coches. Un coche que supuso un antes y un después para la marca de la ‘B alada’ y que inspiró el renacer de Bentley ya bajo el Grupo Volkswagen.

 

lujo britanico sedan

 

En el año 2005 se presentaba el nuevo Bentley Flying Spur y lo hacía siguiendo la senda marcada por el Bentley S2 Continental Flying Spur desde 1959: combinando lujo, tecnología y prestaciones. En su lanzamiento en 2005 se convirtió en el sedán de cuatro puertas más rápido del mundo e incorporó soluciones que hoy ya son habituales en los coches, como los asientos con masaje.

Bentley cumple 100 años en 2019 y es buen momento para echar un vistazo al pasado y conocer de cerca algunos de los coches que marcaron un antes y un después en la marca británica. El Bentley Continental Flying Spur es uno de ellos, un icono del lujo británico, un modelo importante en la manera de entender el mundo de Bentley. 

Lecturas recomendadas