BMW ya tiene su nuevo ‘super-diésel’: sí, ¡con cuatro turbos!

Ni uno, ni dos, ni tres: el nuevo diésel tope de gama de BMW cuenta con hasta cuatro turbocompresores. Sus cifras te van a dejar alucinado.

BMW ya dio un importante golpe sobre la mesa cuando presentó su motor diésel con triple sobrealimentación hace unos años, un motor que recaló en las primeras versiones cuyo el símbolo M estaba asociado a una mecánica de este tipo. Los M550d o X5 M50d levantaron de nuevo el debate: ¿diésel y deportivo?

Para muchos esta cuestión tiene una respuesta clara: NO. Otros no lo tienen tan claro. Con el nuevo motor diésel de cuatro turbos de BMW este debate volverá a estar candente. El nuevo propulsor acaba de ser mostrado en la Vienna Motor Symposium y no alimenta a ninguna version M, sino al buque insignia de la marca, el renovado BMW Serie 7.

No te lo pierdas: Los BMW M híbridos llegarán más pronto que tarde

Bajo el capó, el BMW 750d xDrive monta este nuevo seis cilindros en línea con cuatro turbocompresores que desarrolla 394 CV entre las 4.000 y las 6.000 revoluciones. El par es descomunal: 760 Nm disponibles entre las 2.000 y las 3.000 revoluciones. Lo curioso es que esta mecánica podría desarrollar incluso un mayor par pero se ve limitado por la capacidad de la caja de cambios automática ZF de ocho velocidades.

Gracias a la tracción integral y a la caballería de la mecánica, este Serie 7 diésel tiene unas prestaciones que ya quisieran muchos deportivos. Acelera de cero a cien en 4,5 segundos mientras que la velocidad máxima, como no, está limitada a 250 km/h.

Según la marca bávara este motor no solamente es más potente que el anterior ‘tri-turbo’ sino que además es un 5% más eficiente. Además, la marca ha conseguido mejorar los costes de fabricación y ha dejado a ralla el peso: ¿Cómo? Pues entre otras cosas sustituyendo el gran turbo de baja presión de la anterior mecánica por dos mucho más pequeños y ligeros.

Es de esperar que esta mecánica vaya recalando poco a poco en otras versiones, empezando por las ya nombradas ‘M diésel’: X5 M50d y X6 M50d y en la próxima generación del BMW M550d. A buen seguro, este peculiar propulsor también alimentará alguna versión del futuro BMW X7, el SUV más grande y lujoso de la marca. La sobrealimentación tiene los límites muy altos: ¿veremos algún día motores con cinco o hasta seis turbos? No me extrañaría nada de nada.

No te lo puedes perder:

Los mejores 'concept cars' de BMW

BMW llevará los retrovisores al baúl de los recuerdos

BMW 440i: te hará olvidar al M4...

Los BMW M híbridos llegarán más pronto que tarde. En serio.

Nuevo Alpine B7 xDrive...¿para qué quieres un BMW M7?

El BMW M4 GTS todavía más espectacular y deportivo

BMW X4 M40i: el SUV más deportivo

Lecturas recomendadas