Pasar al contenido principal

Mercedes-Maybach S560 2017: ¡lujo, lujo y más lujo!

Un auténtico palacio rodante víctima del downsizing.

El Mercedes Clase S 2017 se ha convertido en una de las estrellas entre las novedades del Salón de Shanghái 2017. Sin duda, la presentación del buque insignia de Mercedes es siempre un acontecimiento, pero todavía es algo más especial cuando el protagonista viene acompañado por la palabra ‘Maybach’ (AMG también nos sirve, no te creas). 

Te interesa: Visión Mercedes-Maybach 6, ¡el lujo del futuro!

Hoy te presento al Mercedes-Maybach S560, el nuevo palacio rodante de la marca que se coloca en lo más alto de la gama siempre y cuando tu objetivo sea viajar en las plazas traseras rodeado de lujo, lujo y más lujo. Si buscas deportividad, deberás optar por las versiones AMG, pero si buscas entre el origen del Clase S, esta versión será tu opción más adorable: ¿has echado un vistazo a la galería? Pilla el babero antes, hazme caso.

 

 

A diferencia de la anterior versión, el nuevo Mercedes-Maybach S560 luce mayores diferencias estéticas respecto al resto de la gama: incluye un nuevo frontal con tomas de aire específicas y extra de cromado para dar un toque algo más exclusivo y un mayor reconocimiento desde lejos. La vista lateral, en cambio, apenas cambia respecto al anterior modelo, con un extra de cristal en las puertas traseras que invita a pensar en el extra de espacio que disfrutan los pasajeros sentados en las plazas posteriores.

Detrás pocos cambios: nuevos pilotos de led y poco más. Tampoco hay grandes novedades en cuanto a llantas. Casi todas sufren algún tipo de modificación pero todas se basan en las ya existentes: algunas tienen un look más deportivo y otras un aspecto más clásico y lujoso, incluso retro me atrevería a decir. Un buen ejemplo son las llantas que comparte con el Mercedes-Maybach S650 Cabriolet.

Por supuesto, el Mercedes-Maybach S560 incorpora todo un arsenal de tecnología para refinar al máximo la vida a bordo. Un buen ejemplo es el sistema mejorado MAGIC BODY CONTROL, con una cámara que escanea en todo momento el asfalto para predecir irregularidades y optimizar la dureza de la suspensión para mejorar el confort: este sistema ahora también cuenta con un sistema para reconocer las curvas y mitigar la fuerza centrífuga.

 

 

No hace falta decir que el buque insignia de Mercedes puede contar con todo el equipamiento posible en cuanto a ayuda a la conducción, incluyendo elementos de conducción autónoma, como por ejemplo el asistente de atascos. También en lo que a lujo puro y duro se refiere va sobrado, con detalles como el excepcional equipo de audio Burmeister High-End 3D de 1.520 vatios de potencia o el teléfono privado en las plazas traseras capaz de redactar mensajes verbales. 

Si el espíritu del coche apenas cambia, donde sí encontramos cambios relevantes es bajo el capó: las dos versiones anteriores, V8 y V12, dejan paso a un nuevo motor V8 con 469 CV y 700 Nm de par: con cuatro litros y doble sobrealimentación, mejora tanto en prestaciones como en consumos y emisiones. Todo este torrente de potencia será enviado a las cuatro ruedas mediante la tracción 4MATIC.

El Mercedes-Maybach S560 se renueva pero mantiene intacto el lujo como su razón de ser. Sin duda, uno de los coches más lujosos del planeta cuyo único punto negativo es la ausencia de una mecánica V12: ¡el downsizing manda! 

Lecturas recomendadas