Pasar al contenido principal

Los mejores AMG de la Historia: ten a mano un buen babero

¿AMG? OMG...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

Si de verdad te gustan los coches deportivos -aquí tienes los más vendidos en marzo en España-, seguro que conoces las siglas mágicas que protagonizan este artículo. ¿Conoces sus modelos más míticos? Haz un repaso con nosotros a través de los mejores AMG de la Historia... y prepárate para sentir un cosquilleo salvaje en zonas de tu cuerpo nada decentes. 

Aquí tienes los mejores BMW de la Historia... según Top Gear

Aunque para encontrar el origen de estas siglas haya que remontarse al año 1967, cuando dos valientes chavales llamados Hans Werner Aufrecht y Eberhard Melcher decidieron unir sus fuerzas para lanzarse a realizar preparaciones de motores, no sería hasta el año 1971 cuando darían el salto a la fama gracias a la monstruosa creación perpetrada sobre la base de la elefantiásica y lujosa berlina del fabricante alemán de la estrella. A partir de ese instante se especializarían en los modelos de Mercedes y comenzaría a forjarse una historia llena de éxitos... y vehículos de ensueño. ¿Quieres saber cuáles son los mejores? Sigue leyendo.

Mercedes 300 SEL 6.8 AMG

Los mejores AMG de la Historia - Mercedes 300 SEL 6.8 AMG

Esta preciosidad que ves en la imagen es la piedra inicial del camino de los mejores AMG de la Historia. Apareció en 1971 y estaba construido sobre la plataforma de la berlina alemana con un bloque V8 con una cilindrada inicial de 6,3 litros aumentada hasta los 6,8 con el objetivo de extraer de él toda la potencia posible. Con un total de 433 CV y 607 Nm de par, el coche de carreras más lujoso jamás visto hasta la fecha -conservaba del modelo original la fila trasera de asientos, los paneles de las puertas e incluso su tapicería con inserciones de madera- provocó muchas sonrisas antes de su debut en las 24 Horas de Spa de ese mismo año... hasta que el equipo formado por Schickentanz y Heyer logró terminar en segunda posición a sólo tres vueltas de los vencedores. Fue una prueba más que suficiente para que Mercedes descubriera su talento... y comenzara a explotarlo. 

Mercedes C36 AMG

Los mejores AMG de la Historia - Mercedes C36 AMG

Hubo que esperar a 1993 para que viera la luz el primer vehículo desarrollado en conjunto por ambas marcas, creado sobre la base de la Clase C y denominado finalmente Mercedes C63 AMG. Este antecesor de modelos tan salvajes como el C 63 AMG estaba dotado de un motor de seis cilindros en línea y 2,8 litros capaz de erogar 280 CV y 385 Nm de par máximo, que le permitía alcanzar los 100 km/h en 6,9 segundos con una velocidad punta de 250. Si te parecen cifras poco impresionantes, vuelve a mirar el año de su lanzamiento... y reflexiona acerca de lo atrevida que puede ser en ocasiones la ignorancia.

Mercedes E50 AMG

Los mejores AMG de la Historia - Mercedes E50 AMG

Tras años después de la llegada del primer modelo nacido del trabajo conjunto de Mercedes y AMG aterrizaría en el mercado el E50, otra espectacular berlina deportiva cuyo objetivo era el de ofrecer a los clientes del binomio alemán las máximas prestaciones sin renunciar a un ápice de la clase y el lujo propios de sus vehículos. Propulsado por un bloque V8 de cinco litros con 347 CV y 480 Nm, este monstruo de casi 1.800 kg era capaz de alcanzar una velocidad máxima de 248 km/h con una aceleración de 0 a 100 en 5,9 segundos. Sí.

Mercedes CLK GTR

Los mejores AMG de la Historia - Mercedes CLK GTR

Te gusta, ¿eh? El siguiente modelo entre los mejores AMG de la Historia es el CLK GTR, una maravillosa tirada de 25 unidades que llegarían al mercado para cumplir con los requisitos de homologación del su versión de competición en 1998. Con una imagen espectacularmente pareja a su precio -en su día marcó el récord Guinness del vehículo de producción más caro jamás producido-, este salvaje deportivo óptimo para ir a comprar el pan los domingos estaba dotado de un motor V12 de 6,9 litros colocado en posición central con 612 CV y 775 Nm de par, que eran capaces de hacerle rebasar los 100 km/h en 3,8 segundos hasta una velocidad máxima de 320... según las cifras oficiales. 

Mercedes CLK DTM AMG

Los mejores AMG de la Historia - Mercedes CLK DTM AMG

Para conmemorar el tercer título consecutivo conseguido por Bernd Schneider en el certamen alemán de turismos, el equipo alemán lanzaría al mercado una de sus creaciones más espectaculares hasta la fecha: el Mercedes CLK DTM AMG -aquí tienes cinco razones para comprarlo-. Empleando como base la plataforma de un CLK normal, esta versión deportiva se ofrecería a los clientes con un bloque V8 de 5,4 litros y 582 CV que era suficientemente voluntarioso como para poder alcanzar los 100 km/h en cuatro segundos con una punta de 320. Brutal, es la palabra que estás buscando. 

Mercedes SL65 AMG Black Series

Los mejores AMG de la Historia - Mercedes SL65 AMG Black Series

Sabemos que te has quedado sin palabras, así que deja que seamos nosotros quienes describamos a este monstruo con ruedas para ti: se llama SL65 AMG Black Series y era una preparación muy salvaje del ya de por sí espectacular SL65. Gracias al empleo de ingentes cantidades de fibra de carbono en todas y cada una de las partes que lo componen, este vehículo era capaz de conformarse con pesar sólo 1.870 kg. ¿Te parece demasiado? Piensa que estaba movido por un bloque V12 de seis litros con 670 CV y 1.000 Nm de par máximo, lo que dejaba la relación peso potencia en unos más que convincentes 2,79 kg/CV. Sólo necesitaba 3,9 segundos para rebasar los 100 km/h y su velocidad máxima estaba limitada electrónicamente para que alcanzara solamente los 320. Porque tampoco era necesario alardear, suponemos.

Mercedes SLS AMG

Los mejores AMG de la Historia - Mercedes SLS AMG

El renacimiento del mítico ‘Alas de Gaviota’ llegaría en 2010, exactamente 66 años después de que el primer modelo llegara al mercado -aquí tienes al Mercedes 300 SL Roadster que cumple 60 años-. Dotado con un bloque V8 de 6,2 litros con una potencia de 571 CV y un par máximo de 650 Nm, este espectacular deportivo de la vieja escuela era capaz de hacer el 0-100 en 3,8 segundos, alcanzar 317 km/h... y hacértelo pasar muy mal si no sabías lo que llevabas entre manos en todo momento. 

Mercedes A 45 AMG

Los mejores AMG de la Historia - Mercedes A 45 AMG

Aunque no lo creas, uno de los mejores AMG de la Historia es... un compacto. Corría el año 2012 y a los zumbados ingeniosos ingenieros de ambas firmas se les ocurrió que podría ser una buena idea equipar al modelo recién estrenado por la marca de la estrella con un bloque de dos litros y cuatro cilindros apretado como si no hubiera un mañana. ¿El resultado? Un motor de 360 CV con una potencia específica de 180 CV por litro que sigue siendo el cuatro cilindros de producción más potente que existe en el mercado -ahora ha sido retocado y eroga 381... aunque la próxima versión del A 45 podría superar los 400-. Por si quieres saber sus cifras, aceleraba de 0 a 100 en 4,6 segundos con una punta limitada a 250 km/h. 

Mercedes-AMG GT R

Los mejores AMG de la Historia - Mercedes-AMG GT-R

Integrada ahora dentro de la matriz afincada en Stuttgart, el nombre Mercedes-AMG tiene una línea de producto propia... coronada por el espectacular AMG GT R -aquí nuestra prueba-. Este brutal deportivo llegado al mercado para suceder al SLS tiene una potencia final de 585 CV gracias a un bloque V8 de cuatro litros que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos con una punta de 318. ¿Te gusta? Es normal... 

Mercedes-AMG E 63 S

Los mejores AMG de la Historia - Mercedes-AMG E 63 S

Vale, puede que el Mercedes-AMG E 63 S -aquí nuestra prueba- pueda parecerte algo comedido en comparación con otros modelos de la marca que hay ahora mismo en el mercado... pero sólo te diremos un dato: tiene modo Drift. Modo Drift. Drift. Sí, drift. Ahora imagina sus 612 CV y 800 Nm de par dándolo todo para que las ruedas traseras giren por encima de sus posibilidades... y tú puedas reírte mucho al disfrutarlo. Pues eso. Ah, sí: alcanza los 100 km/h en 3,4 segundos. Que tampoco está nada mal para ser el primero en salir de las taquillas de un peaje. 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear