Spofec (Novitec) envía al Rolls-Royce Dawn a la liga de los superdeportivos

Con 696 CV y rozando los 1.000 Nm de par, este buque de lujo pondrá en apuros a quien le apetezca.

El Rolls-Royce Dawn Spofec probablemente ya sea el descapotable más rápido del mundo. Los genes del lujo no le faltan, es un Rolls con todo lo que ello conlleva, pero la deportividad también está intrínsecamente en sus genes, por parte de madre: Novitec. El grupo alemán es el encargado de llevar a cabo esta brutal preparación mediante su nueva marca Spofec dedicada en exclusiva a modificar Rolls-Royce.

De la misma familia: Novitec Lamborghini Aventador SV, ¡con 786 CV!

Novitec cuenta así con cuatro marcas (Novitec Rosso - Ferrari, Novitec Torado - Lamborghini, Novitec Tridente - Maserati y Spofec - Rolls-Royce) todas con algo en común: llevar a la máxima exponencia el lujo y las prestaciones de los vehículos ya de por sí más alucinantes del planeta. Con el Rolls-Royce Dawn, este preparador ha creado un vehículo de superlujo, con detalles exclusivos en el exterior y con una bomba atómica en su interior. ¡Menudo cóctel!

Voy a empezar por el exterior del Rolls-Royce Dawn Spofec (no te pierdas la galería para no perder detalle). La carrocería recibe ligeros toques estéticos tanto en paragolpes como en llantas, que son las clásicas Spofec SP1 de 22 pulgadas montadas en neumáticos 265/35 ZR22 delante y 295/30 ZR22 detrás. El módulo de suspensión que equipa este Rolls es capaz de modificar la altura para dar una sensación de mayor empaque, mejorando la aerodinámica también cuando se circula a alta velocidad (a 140 km/h desciende hasta 40 mm).

Por supuesto, los frenos se han mejorado y el sonido, algo poco importante para un Rolls-Royce pero muy relevante para los chicos de Novitec, se ha mejorado gracias a un nuevo sistema de escape que permite reducir el peso del mismo en 5 kg. La mayor parte de los cambios que sufre en su estética este Rolls-Royce Dawn están producidos en fibra de carbono, asegurando mantener el peso a raya.

El interior mantiene el lujo sublime que se espera de un vehículo producido en Goodwood. A buen seguro, Novitec podrá modificar lo que desees también en el interior, siempre y cuando el fajo de billetes sea lo suficientemente generoso. Pero para generoso, lo que se esconde bajo el capó, una auténtica locura probablemente muy poco necesaria. Pero, ¿qué más da eso? Mola y punto.

Y es que el V12 de 6.6 litros de origen recibe un módulo de potencia N-Tronic que se encarga de modificar el mapa del motor, la inyección o la entrada de la sobrealimentación. El resultado es apabullante: 696 CV (115 CV más) y un par descomunal de 980 Nm (160 Nm extra). Las cifras que arroja, por lo tanto, son de esperar: acelera de cero a cien en 4,6 segundos, rodeado del máximo confort y distinción. La velocidad máxima se mantiene limitada a 250 km/h, pero como te decía, seguro que con suficiente dinero esto también se puede solucionar.

Pero bajo mi punto de vista, lo mejor del Rolls-Royce Dawn Spofec es que mantiene la esencia del coche inalterada, con pequeños toques estéticos en el interior y un extra de potencia que jamás viene mal. ¡Bien hecho Novitec!

Lecturas recomendadas